La Resolución de la UAFE obliga a los abogados a reportar la actividad de sus clientes.