Solo 3 ecuatorianos de cada 10 reciben el salario básico y todos los beneficios de ley