Hay una gran controversia pues un sector de la sociedad está en desacuerdo que la Policía Nacional realice el registro a una persona que está transitando en la vía o se encuentre en cualquier lugar público