Registro Oficial. 1 de MARZO del 2004

Lunes, 01 de marzo de 2004

Última modificación: Miércoles, 17 de julio de 2013 | 11:00

\n \n \n \n
   MES DE FEBRERO DEL 2004
\n \n \n \n
\n

\n
 
\n

 
\n

Lunes, 1 de Marzo del 2004 - R. O. No. 282

\n

TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

\n

DR. JORGE A. MOREJON MARTINEZ
DIRECTOR
\n

\n\n

FUNCIÓN\n EJECUTIVA
\n DECRETO:

\n\n

1387 Modifícase el Decreto\n Ejecutivo No 1148 de 3 de diciembre del 2003, publicado en el\n Registro Oficial No 251 de 14 de enero del 2004, que crea la\n Secretaría General de la Presidencia de la República.

\n\n

ACUERDOS:

\n\n

PRESIDENCIA\n DE LA REPÚBLICA
\n SECRETARIA GENERAL:

\n\n

2 Expídese la Estructura\n Orgánica

\n\n

MINISTERIO\n DE RELACIONES EXTERIORES:

\n\n

Protocolo\n Estrategia e Instrumentos para Mejorar la Seguridad Alimentaria\n en los Países de la Comunidad Andina.

\n\n

FUNCIÓN\n JUDICIAL

\n\n

CORTE\n SUPREMA DE JUSTICIA
\n SEGUNDA SALA DE LO CIVIL Y MERCANTIL:

\n\n

Recursos de casación\n en los juicios seguidos por las siguientes personas:

\n\n

242-2003\n Consejo Provincial\n del Cañar en contra del ingeniero Luis Guillermo Carpio\n Amoroso.

\n\n

243-2003 Doctor Carlos Manrique Cantos\n y otra en contra de Fabiola Poveda Gómez

\n\n

TRIBUNAL\n CONSTITUCIONAL
\n PRIMERA SALA
\n RESOLUCIONES:

\n\n

0717-03-RA Confírmase la resolución\n venida en grado y deséchase la acción de amparo\n constitucional presentada por el señor Marco Vinicio Manosalvas\n Pérez, por improcedente

\n\n

0772-03-RA Inadmitir la acción\n de amparo constitucional propuesta por el doctor Raúl\n Guzmán Miranda y otros.

\n\n

TERCERA\n SALA

\n\n

0686-2003-RA Confírmase la resolución\n venida en grado y niégase el amparo constitucional interpuesto\n por la señora Mónica Cumandá Tituaña\n Toapanta y otros, por improcedente.

\n\n

0698-2003-RA\n Confírmase\n la resolución venida en grado y niégase el amparo\n constitucional interpuesto por el señor Ángel Abel\n Anguieta Amaguaya, por improcedente

\n\n

0726-2003-RA Revócase la resolución\n subida en grado y deséchase por improcedente, el amparo\n constitucional presentado por Rafael Carrera León y otros.

\n\n

0795-2003-RA Confírmase la resolución\n del Juez de instancia y niégase " el amparo\n constitucional propuesto por el señor Miguel Tenorio Molano.

\n\n

0817-2003-RA Confírmase la resolución\n del Juez de instancia y niégase el amparo constitucional\n propuesto pOr el señor Henry Rosado Muñoz

\n\n

0833-2003-RA Confírmase la resolución\n del Juez de instancia y concédese el amparo constitucional\n planteado por el señor Sub Prefecto Guillermo Duran Macías

\n\n

ORDENANZA\n MUNICIPAL:

\n\n

Cantón Baba: Que cambia la denominación de Ilustre Municipalidad del\n Cantón Baba, por la de "Gobierno Municipal del Cantón\n Baba".\n

\n \n
\n

 

\n\n

No 1387

\n\n

Lucio Gutiérrez Borbúa
\n PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPÚBLICA

\n\n

Considerando:

\n\n

Que mediante Decreto Ejecutivo No 1148, publicado en el Registro\n Oficial No 251 de 14 de enero del 2004, se creó la Secretaría\n General de la Presidencia de la República;

\n\n

Que es necesario que la Secretaría General de la Presidencia\n de la República cuente con atribuciones que le permitan\n cumplir con el objeto de su creación; y,

\n\n

En ejercicio de las atribuciones que le confieren los artículos\n 171, numeral 9 de la Constitución Política de la\n República y 11 letra g) del Estatuto del Régimen\n Jurídico y Administrativo de la Función Ejecutiva,

\n\n

Decreta:

\n\n

Art. 1.- El artículo 2 del Decreto Ejecutivo No 1148\n de 3 de diciembre del 2003, publicado en el Registro Oficial\n No 251 de 14 de enero del 2004, que crea la Secretaría\n General de la Presidencia de la República, sustituyese\n por el siguiente:

\n\n

"Art. 2.- El Secretario General de la Presidencia de\n la República tendrá las siguientes atribuciones:

\n\n

a) Dirigir la marcha administrativa de la Secretaría\n General de la Presidencia de la República, para lo cual\n podrá expedir acuerdos y resoluciones que sean del caso;

\n\n

b) Actuar como Consejero, Asesor Principal y Vocero del Presidente\n de la República:

\n\n

c) Integrar y participar en las sesiones del Gabinete Presidencial;

\n\n

d) Coordinar la eficiente y oportuna ejecución de los\n proyectos de interés nacional que se encuentren en estudio\n y análisis en la Presidencia de la República;

\n\n

e) Coordinar con los asesores de la Presidencia de la República\n las actividades que cada uno de ellos cumple, con la finalidad\n de hacer efectiva la gestión presidencial;

\n\n

f) Atender los asuntos administrativos de la Presidencia de\n la República;

\n\n

g) Celebrar los contratos de la Presidencia de la República\n de conformidad con la ley;

\n\n

h) Nombrar y remover libremente al Subsecretario General de\n la Presidencia de la República y al personal que presta\n sus servicios-en la Presidencia de la República, salvo\n el caso de los funcionarios cuyo nombramiento corresponda al\n Presidente de la República y al Secretario General de\n la Administración Pública;

\n\n

i) Conferir las delegaciones que considere adecuadas para\n el buen funcionamiento de la Secretaría General de la\n Presidencia de la República;

\n\n

j) Determinar el organigrama de la Presidencia de la República;\n y,

\n\n

k) Las demás que le asigne el Presidente de la República.".

\n\n

Art. 2.- Dependerá de la Secretaría General\n de la Presidencia de la República, la Dirección\n Administrativa Financiera, la Unidad de Tecnología y la\n Oficina de Coordinación Diplomática.

\n\n

Art. 3.- Sustituyese el artículo 15 del Estatuto del\n Régimen Jurídico y Administrativo de la Función\n Ejecutiva por el siguiente:

\n\n

"Art. 15.- ATRIBUCIONES DEL SECRETARIO GENERAL DE LA\n ADMINISTRACIÓN PÚBLICA.- El Secretario General\n de la Administración Pública, a más de las\n competencias del primer inciso del Art. 14 del Estatuto del Régimen\n Jurídico y Administrativo de la Función Ejecutiva,\n tendrá las siguientes atribuciones:

\n\n

a) Coordinar y realizar las gestiones que se requieran con\n los Ministros de Estado y demás funcionarios del sector\n público;

\n\n

b) Actuar como Vocero Oficial del Gobierno Nacional y conducir\n la Administración General y Financiera de la Secretaría\n General de la Administración Pública y las demás\n entidades adscritas;

\n\n

c) Dirigir y orientar las actividades de la Secretaría\n General de la Administración Pública y dictar los\n acuerdos y resoluciones que sean del caso.

\n\n

Elaborar el Reglamento de la Secretaría General de\n la Administración Pública y someterlo a la aprobación\n del Presidente de la República, así como los reglamentos\n internos de la Secretaría, que deberán ser expedidos\n por Acuerdo;

\n\n

d) Nombrar y remover libremente al Subsecretario General de\n la Administración Pública y al personal que presta\n sus servicios en la Secretaría General de la Administración\n Pública, con excepción de los funcionarios que\n deben ser nombrados por el Presidente de la República,\n de acuerdo a disposiciones legales específicas. Los asesores\n de la Subsecretaría General Jurídica de la Presidencia\n de la República serán designados y removidos por\n el Secretario General de la Administración Pública;

\n\n

e) Certificar los decretos ejecutivos del Presidente de la\n República;

\n\n

f) Disponer que el Director Administrativo de la Secretaría\n General de la Presidencia de la República, certifique\n los documentos de actuaciones de la Secretaría General\n de la Administración Pública y de la Secretaría\n General de la Presidencia de la República;

\n\n

g) Elaborar el presupuesto de la Presidencia de la República\n con el Secretario General de la Presidencia de la República\n que será sometido a la aprobación del Jefe de Estado;\n una vez aprobado será remitido al Ministerio de Economía\n y Finanzas, para que las sumas en él previstas se incluyan\n dentro del Presupuesto General del Estado;

\n\n

h) Delegar en el Subsecretario General de la Administración\n Pública cualquiera de sus atribuciones; e, i) Las demás\n determinadas en la ley, y otras normas legales.".

\n\n

Art. 4.-Deróganse:
\n
\n a) El último inciso del artículo 14 del Estatuto\n del Régimen Jurídico y Administrativo de la Función\n Ejecutiva, publicado en el Registro Oficial No 536 de 18 de marzo\n del 2002;

\n\n

b) El artículo 3 del Decreto Ejecutivo No 1148, publicado\n en el Registro Oficial No 251 de 14 de enero del 2004; y,

\n\n

c) Las normas de igual o menor jerarquía que se opongan\n a este decreto.

\n\n

Art. 5.- De la ejecución de este decreto que entrará\n en vigencia a partir de la presente fecha, sin perjuicio de \n su publicación en el Registro Oficial, encárguense\n el Secretario General de la Administración Pública\n y el Secretario General de la Presidencia de la República.

\n\n

Dado en el Palacio Nacional, en Quito, a 13 de febrero del\n 2004.

\n\n

f.) Lucio Gutiérrez Borbúa, Presidente Constitucional\n de la República.

\n\n

Es fiel copia del original.- Lo certifico.

\n\n

f.) Xavier Ledesma Ginatta, Secretario General de la Administración\n Pública.

\n\n

No 2

\n\n

Carlos Pólit Faggioni
\n SECRETARIO GENERAL DE LA PRESIDENCIA
\n DE LA REPÚBLICA

\n\n

En ejercicio de la facultad que le confiere el Art. 2 literal\n j) del Decreto Ejecutivo No 1387 de 13 de febrero del 2004,

\n\n

Acuerda:

\n\n

Art. 1.- La Estructura Orgánica de la Presidencia de\n la República será la siguiente:

\n\n

1. La Presidencia de la República estará integrada\n por:

\n\n

· El Despacho del Presidente de la República.

\n\n

· La Secretaría General de la Administración\n Pública.

\n\n

· La Secretaría General de la Presidencia de\n la República.

\n\n

· La Secretaría General de Comunicación.

\n\n

· La Secretaría General para la Producción.

\n\n

2. Dependerán de la Secretaría General de\n la Administración Pública:

\n\n

· La Subsecretaría General de la Administración\n Pública.

\n\n

· La Subsecretaría General Jurídica.

\n\n

· La Oficina de Decretos y Trámites Administrativos.

\n\n

La Subsecretaría General Jurídica dependerá\n también del despacho del Presidente de la República.

\n\n

3. Dependerán de la Secretaría General de\n la Presidencia de la República:

\n\n

· La Subsecretaría General de la Presidencia\n de la República.
\n · La Auditoría Interna.
\n · La Dirección Administrativa Financiera.
\n · La Unidad de Tecnología.
\n · La Oficina de Coordinación Diplomática.
\n · La Casa Militar.

\n\n

Art. 2.- Derógase el Acuerdo No 10, publicado en el\n Registro Oficial No 31 de 8 de marzo del 2000, así como\n todas las normas sobre la materia de igual o menor jerarquía,\n expedidos con anterioridad.

\n\n

Art. 3.- Este acuerdo entrará en vigencia a partir\n de la presente fecha, sin perjuicio de su publicación\n en el Registro Oficial.

\n\n

Dado en el Palacio Nacional, en Quito, a 18 de febrero del\n 2004.

\n\n

f.) Carlos Pólit Faggioni, Secretario General de la\n Presidencia de la República.

\n\n

Es fiel copia del original.- Lo certifico.

\n\n

f.) Xavier Ledesma Ginatta, Secretario General de la Administración\n Pública.

\n\n

MINISTERIO\n DE RELACIONES EXTERIORES

\n\n

Región: América\n Latina y el Caribe

\n\n

Países: Países miembros de la Comunidad\n Andina de Naciones (CAN): Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú\n y Venezuela

\n\n

País sede: Perú

\n\n

Título del proyecto: Estrategia e instrumentos para\n mejorar la seguridad alimentaria en los países de la Comunidad\n Andina

\n\n

Número del proyecto: TCP/RLA/2909 (F)

\n\n

Fecha de inicio: Diciembre del 2002

\n\n

Fecha de terminación: Febrero del 2004

\n\n

Instituciones oficiales Ministerios de Agricultura
\n de contraparte encar- de los países participantes
\n gadas de la ejecución Comunidad Andina de
\n del proyecto: Naciones (CAN)

\n\n

Presupuesto: $ EE.UU. 364.000

\n\n

Firmado: Nina Pacari Vega, Ministra de Relaciones Exteriores\n del Ecuador, en nombre del Gobierno.

\n\n

Firmado: Jacques Diouf, Director General (en nombre de la\n FAO).

\n\n

Fecha de la firma: 4 de febrero del 2003.

\n\n

Fecha de la firma: f) Ilegible.

\n\n

I. ANTECEDENTES Y JUSTIFICACIÓN

\n\n

1. La pobreza y la inseguridad alimentaria en la Región\n Andina.

\n\n

A pesar de importantes iniciativas que la Región Andina\n ha instrumentado durante la última década, persiste\n un círculo vicioso de pobreza-inseguridad alimentaria\n que ha resultado muy difícil de romper. Este círculo\n vicioso mantiene a más del 40 por ciento de la población\n de los países andinos sumida en la pobreza. Asimismo,\n impide que más de 15 millones de personas, 15 por ciento\n de la población de la región, satisfaga sus requerimientos\n mínimos alimenticios para llevar a cabo una vida sana\n y productiva.

\n\n

Durante los anos noventa la región logró aminorar\n de manera modesta la inseguridad alimentaria y, en algunos casos,\n reducir la pobreza, pero la magnitud, complejidad y carácter\n multifacético de estos fenómenos han impedido avanzar\n con el ritmo deseado y acordado en la pasada Cumbre Mundial sobre\n la Alimentación.

\n\n

Durante los noventa la economía de la región\n creció 2,8 por ciento promedio anual, cifra que superó\n al crecimiento de la población. Asimismo» el sector\n agropecuario de la región acusó una tasa de crecimiento\n promedio anual del 2,2 por ciento. Sin embargo, el crecimiento\n económico y sectorial no permeó sus beneficios\n a los estratos más vulnerables de la población:\n aquellos que se ubican en las zonas rurales y que se dedican\n a las actividades agropecuarias.

\n\n

En efecto, la incidencia de la pobreza en las zonas rurales\n -que oscila entre el 50 y 70 por ciento en los países\n de la región- supera a la de las zonas urbanas. La indigencia\n o pobreza extrema igualmente tiene un rostro fundamentalmente\n rural. Esta población rural pobre, dedicada a la agricultura,\n es la más afectada por la inseguridad alimentaria.

\n\n

No hay, sin embargo, un estereotipo de agricultor pobre con\n problemas de inseguridad alimentaria en la región. La\n agricultura de los países andinos, respondiendo a la diversidad\n climatológica, dotación de recursos naturales,\n biodiversidad, y a las distintas prácticas culturales,\n es muy heterogénea. Se han identificado, sin embargo,\n algunos sistemas agrícolas que rebasan la división\n política de la región y que presentan características\n en común, tanto de carácter técnico-productivo\n como sociales y económicos, incluyendo la incidencia de\n la pobreza e inseguridad alimentaria.

\n\n

Los principales sistemas agrícolas de la región\n (ver Figura 1) varían desde grandes plantaciones frutales\n costeras con tecnología de punta, irrigación, y\n mercados de exportación (en donde el pobre rural con inseguridad\n alimentaria tiene características muy específicas,\n con el trabajo asalariado agrícola como principal fuente\n de ingresos), hasta pequeños predios en zonas por arriba\n de los 3.500 msnm, con cultivos de subsistencia y de muy baja\n productividad (en donde el pobre rural se dedica fundamentalmente\n al trabajo en su predio). De hecho, aún dentro de cada\n sistema se identifican distintos subsistemas.

\n\n

Cada sistema agrícola presenta distintos problemas\n productivos, de competitividad, de acceso a mercados y de degradación\n de los recursos naturales. Cada sistema tiene también\n distinto potencial y diferentes grados de vulnerabilidad a \n condiciones climatológicas y de mercado. Si bien la región\n busca como objetivo común la reducción de la pobreza\n e inseguridad alimentaria, la heterogeneidad productiva y socioeconómica\n subregional demanda el diseño de instrumentos que sean\n diferenciados y atiendan de manera muy focalizada la problemática\n específica de cada círculo vicioso de pobreza ­\n inseguridad alimentaria en la región.

\n\n

Figura 1

\n\n

Principales Sistemas Agrícolas en la Región\n Andina

\n\n

 

\n\n

 

\n\n

 

\n\n

\n\n

Venezuela
\n
Bolivia

\n\n

 

\n\n

 

\n\n

 

\n\n

Características de los sistemas agrícolas

\n\n

 

\n\n

Sistemas
\n Principales actividades de subsistencia
\n Incidencia de pobreza

\n\n

1
\n Plantaciones costeras y sistemas agrícolas mixtos
\n Cultivos de exportación, plantaciones, pesca, tubérculos,\n -turismo
\n Muy variable (baja - extensiva - severa)

\n\n

2
\n Altiplano-intensivo-mixto
\n Hortalizas, maíz, café, cerdos, vacunos, cereales,\n papa, trabajo extra-agrícola
\n Moderada en las zonas bajas, alta y severa en zonas altas

\n\n

3
\n Extensivo-mixto
\n Ganadería, oleaginosas, granos, café
\n Baja a moderada (pequeños productores)

\n\n

4
\n Base forestal
\n Subsistencias, ganadería
\n Baja a moderada

\n\n

5
\n Gran altitud mixto
\n Tubérculos, borregos, granos, llamas, vegetales, trabajo\n extra-agrícola
\n Extensiva, severa

\n\n

6
\n Irrigado
\n Hortalizas, frutas, ganado
\n Baja a moderada

\n\n

7
\n Secano extensivo mixto
\n Ganadería, algodón, cultivos de subsistencia
\n Moderada

\n\n

Fuente: FAO y Banco Mundial, 2001, "Farming Systems and\n Poverty".

\n\n

2. Conveniencia dé un enfoque regional de seguridad\n alimentaria.

\n\n

La magnitud y complejidad de la inseguridad alimentaria la\n pobreza en la Región Andina requieren diseñar e\n instrumentar mecanismos imaginativos que aceleren el ritmo de\n reducción de la pobreza y la inseguridad alimentaria.\n Uno de estos mecanismos sería, sin duda, el diseño\n de una estrategia y programas regionales para mejorar la seguridad\n alimentaria y luchar contra la pobreza rural.

\n\n

Existen diversos argumentos a favor de un enfoque regional\n de estos problemas en la Comunidad Andina de Naciones:

\n\n

a) Sistemas Agrícolas en Común. Existen sistemas\n agrícolas con características en común que\n rebasan las fronteras de la división política,\n y para los cuales la implementación de programas específicos\n de lucha contra la pobreza e inseguridad alimentaria, replicabilidad\n e intercambio de experiencias, y un eventual diseño de\n instrumentos regionales de política, supone una mayor\n efectividad y eficiencia de los recursos mediante un enfoque\n regional;

\n\n

b) Sinergia entre integración comercial andina y seguridad\n alimentaria. La integración comercial es un proceso en\n curso en la región andina. Desde 1993, Bolivia, Colombia,\n Ecuador y Venezuela eliminaron sus aranceles y abrieron recíprocamente\n sus mercados;

\n\n

Perú se incorporó a dicho proceso en julio de\n 1997 y viene liberando su comercio con sus socios andinos en\n forma gradual. Esto explica que el dinamismo del comercio agrícola\n interandino durante los noventa haya sido dos veces mayor que\n el de los países andinos con el resto del mundo. El comercio\n interandino fomenta la actividad económica y genera oportunidades\n de empleo para la población pobre, lo que a su vez mejora\n el acceso a los alimentos. Asimismo, al incrementarse el comercio\n interandino, aumenta la oferta de alimentos en la región\n y se reduce la variabilidad de la oferta alimentaria;

\n\n

c) Coincidencia en las políticas nacionales. La región\n cuenta con una larga historia de coincidencias en cuanto a sus\n políticas nacionales, que se ha ido materializando desde\n la firma del primer Acuerdo de Integración de la Región\n Andina en 1969, hasta la ratificación de la iniciativa\n de integración comercial y económica en 1997'.\n En materia comercial, la Comunidad Andina se puede considerar\n una Unión Aduanera, pues además del libre flujo\n de las mercancías entre sus países miembros,\n las importaciones procedentes de fuera de la región\n pagan un arancel común2. Además, los países\n andinos han buscado la coordinación y armonización\n de las políticas económicas y sociales, la unificación\n de leyes en ciertos campos, la programación conjunta,\n y la intensificación del proceso de industrialización\n regional. Resulta lógica, por tanto, una iniciativa regional\n de seguridad alimentaria y lucha contra la pobreza;

\n\n

d) Experiencia en iniciativas regionales en campos relacionados\n a la agricultura / pesca y la seguridad alimentaria. Existen,\n de hecho, varias iniciativas que se han materializado en proyectos\n concretos regionales, en los que la FAO y otros organismos internacionales\n han jugado un papel importante. Algunos de los temas en que han\n desarrollado estas iniciativas son, por ejemplo, el manejo sanitario\n del cultivo de camarón, sistema de información\n en biotecnología agrícola, manejo sostenible de\n recursos forestales, etc.; y,

\n\n

e) Economías de escala a nivel institucional. Una\n estrategia regional podría maximizar el trabajo y los\n esfuerzos (le las instituciones de investigación, de sanidad,\n laboratorios, etc., que existen en la región, lo que evitaría\n duplicar funciones, reduciendo así los costos fijos.

\n\n

A modo de síntesis, a pesar de que la mayoría\n de los problemas críticos de pobreza y seguridad alimentaria\n tienen características nacionales, se toma cada vez más\n evidente que las políticas nacionales deben ser complementadas\n mediante la remoción de las restricciones en el ámbito\n regional y a través de mayores oportunidades de acceso\n a los mercados regionales e internacionales de productos agrícolas\n y agroindustriales. Además, algunos de los factores que\n afectan la seguridad alimentaria tales como los recursos hídricos,\n las enfermedades transfronterizas y la gestión del medio\n ambiente, pueden ser mejor abordados desde un enfoque regional.\n La seguridad alimentaria debe asegurarse mediante una combinación\n de aumento de la producción y productividad a nivel de\n pequeños productores y de desarrollo del mercado interno\n y del comercio regional e internacional. Debe-darse también\n una adecuada prioridad a la eliminación o reducción\n de las barreras al comercio, al desarrollo de los recursos humanos\n a nivel regional y nacional, y a la armonización de las\n políticas agrícolas.

\n\n

3. Antecedentes referidos al apoyo a la seguridad alimentaria\n en la Región Andina.

\n\n

3.1 En 1993, de cara a una situación regional donde\n la demanda alimentaria superaba su producción de alimentos\n y con una perspectiva de agravamiento de la situación\n en el futuro, puesto que para atender una demanda creciente de\n alimentos básicos, .la Región Andina recurría\n a fuentes externas de abastecimiento en proporciones cada vez\n mayores, los países miembros del Acuerdo de Cartagena\n (que era el nombre de la CAN entonces), mediante la Decisión\n 182 (aún vigente) crearon el "Sistema Andino 'José\n Celestino Mutis' sobre agricultura, seguridad alimentaria y conservación\n del ambiente ", definido "como el conjunto de acciones\n

\n\n

1 En ese año se cambió el nombre de la región\n y se conformó así la Comunidad Andina de Naciones.

\n\n

2 La Unión Aduanera Andina está funcionando\n desde 1995, año en que entró en vigencia el arancel\n externo común adoptado por Colombia, Ecuador y Venezuela;\n Bolivia tiene un tratamiento preferencial, y Perú no suscribió\n este acuerdo. A través de la Declaración de Santa\n Cruz de enero del 2002, los presidentes andinos dispusieron que\n Bolivia. Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela aplicarán,\n a más tardar el 31 de diciembre del 2003, un arancel externo\n común.

\n\n

que permitan proteger a los países miembros contra\n los riesgos del desabastecimiento de alimentos y atender las\n necesidades alimentarias y nutricionales de la población,\n a través de mejoras en la producción, productividad,\n tecnología, establecimiento de reservas, comercialización\n y consumo de alimentos".

\n\n

Para cumplir los objetivos propuestos y para la instrumentación\n del sistema, se preveía la creación de "Sistemas\n Nacionales de Seguridad Alimentaría19 y la formulación\n de planes nacionales. También se definieron instrumentos\n de apoyo a la producción y a la agroindustria; instrumentos\n referidos a la investigación y transferencia de tecnología;\n instrumentos de comercio; instrumentos para la formación,\n almacenamiento y distribución de reservas de alimentos;\n instrumentos de financiamiento e instrumentos para la conservación\n del medio ambiente.

\n\n

3.2 En apoyo a la creación del Sistema Andino de Seguridad\n Alimentaria, la FAO ejecutó en 1985 el Proyecto TCP/RLA/4401,\n "Apoyo a las Actividades del Programa -Subregional Andino\n de Seguridad Alimentaria", con el objetivo de apoyar la\n preparación de planes indicativos por producto en cada\n país, elaborar una carpeta de proyectos de asistencia\n técnica dentro de los sistemas nacionales de Seguridad\n Alimentaria, y preparar un documento de identificación\n de los requerimientos para el diseño y establecimiento\n de un servicio regional de información y alerta alimentaria.

\n\n

El proyecto dejó recomendaciones para la creación\n de un Sistema de Vigilancia del Balance Alimentario, preparó\n un documento-guía para estructurar el diagnóstico\n de los planes indicativos, y asistió a los países\n en la identificación de problemas en la comercialización\n y distribución de productos prioritarios y de necesidades\n de asistencia técnica y financiera, elaborándose\n 12 perfiles de proyectos.

\n\n

3.3 El avance en la implementación en los diferentes\n países de los mecanismos previstos en el Convenio "José\n Celestino Mutis", fue muy dispar. Perú fue quien\n más avanzó en dicha implementación, y en\n 1987 la FAO lo apoyó con la ejecución del Proyecto\n TCP/PERJ6652, "Apoyo al Plan Nacional de Seguridad Alimentaria\n a nivel regional".

\n\n

En la década de los noventa, los cambios políticos\n y los cambios en las prioridades y en el enfoque de la política\n económica y de los estímulos a la producción,\n le restaron protagonismo a iniciativas como la del Sistema Andino\n "José Celestino Mutis". Hoy en día el\n convenio no se encuentra operativo. Sin embargo, la persistencia\n de los problemas de pobreza y de inseguridad alimentaria ya señalados\n en la sección 1, ha focalizado nuevamente la atención\n hacia la necesidad de adoptar medidas concretas de apoyo a la\n seguridad alimentaria y la lucha contra la pobreza en toda la\n Región Andina.

\n\n

3.4 Otro apoyo de la FAO para la mejora de la seguridad alimentaria\n en los países de la región lo constituyó\n el Proyecto FAO-ALADI3, GCP/RLA/111/NOR, "Configuración\n de la Población en Riesgo de Inseguridad Alimentaria en\n América Latina". Dicho proyecto se ejecutó\n entre 1993 y 1995 y en el mismo participaron los cinco países\n de la CAN.

\n\n

El proyecto realizó un diagnóstico de la situación\n de seguridad alimentaria en América Latina, a través\n del análisis de los grupos vulnerables; apoyó la\n formulación de acciones focalizadas y de actividades de\n programación de seguridad alimentaria en los países,\n y se apoyó el establecimiento del Movimiento Latinoamericano\n y del Caribe de Seguridad Alimentaria.

\n\n

El proyecto además desarrolló y adaptó\n una serie de metodologías. La contribución \n metodológica más importante fue la "Metodología\n para la Programación Participativa de Acciones Focalizadas\n de Seguridad Alimentaria". También se preparó\n una "Cartilla para el Trabajo con Comunidades" y una\n "Metodología de Evaluación del Impacto de\n las Acciones de Seguridad Alimentaria".

\n\n

3.5 Resulta importante también reseñar el apoyo\n que la, FAO ha venido prestando en América Latina y el\n Caribe a -diversas acciones referidas a la seguridad alimentaria,\n luego de la "Cumbre Mundial sobre la Alimentación"\n (CMA), realizada en 1996. En primer lugar, cabe recordar que\n los

\n\n

3 ALADI: Asociación Latinoamericana de Integración,\n con sede en Montevideo, Uruguay.

\n\n

países en desarrollo, resueltos a alcanzar el objetivo\n de la CMA de reducir a la mitad el número de personas\n subnutridas para el año 2015, prepararon, con el apoyo\n técnico de la PAO, estrategias nacionales de desarrollo\n agrícola y seguridad alimentaria, con el fin de lograr\n dicho objetivo dentro de sus fronteras.

\n\n

Esta estrategia considera el establecimiento de una alianza\n entre todas las entidades comprometidas con la reducción\n del hambre y abarca, las diversas facetas de la seguridad alimentaria\n nacional y de las familias. Se centra en la producción\n y el comercio de alimentos y en el acceso a éstos, pero\n además se vincula a los programas y actividades relativos\n [9. la nutrición, la salud, la educación y otros\n sectores conexos. Determina las necesidades de inversión,\n reforma institucional y ajuste de políticas, e incluye\n una estrategia de movilización de recursos.

\n\n

En el caso de América Latina y el Caribe, en 1997 se\n prepararon 33 documentos de Seguimiento de la Cumbre Mundial\n sobre la Alimentación - Esquema de Estrategia para el\n Desarrollo Agrícola Nacional hacia el año 2010.\n De ellos, 25 fueron aceptados por los respectivos gobiernos,\n a diferentes niveles. En la Región Andina todos los países\n prepararon documentos aceptados por los gobiernos.

\n\n

El elemento central de dichas estrategias nacionales de desarrollo\n agrícola y seguridad alimentaria era un programa encaminado\n a potenciar la capacidad de las comunidades rurales pobres para\n alcanzar niveles más altos de seguridad alimentaria. El\n objetivo era llegar a todas las comunidades rurales para, de\n esa manera, producir también un efecto positivo en la\n situación respecto de la seguridad alimentaria a nivel\n nacional.

\n\n

3.6 Esas estrategias nacionales constituyeron la base de estrategias\n regionales, preparadas por la FAO en 1999 para las organizaciones\n económicas de América Latina y el Caribe. Se prepararon\n documentos para el Mercado Común Andino, para el MERCOSUR,\n pira el Mercado Común Centroamericano, para la Asociación\n Latinoamericana de Integración, para el Sistema Económico\n Latinoamericano y para el CARICOM-CARIFORUM.

\n\n

Estas estrategias regionales se centraban en cuestiones relacionadas\n con el comercio internacional e intrarregional, la armonización\n de las políticas, la vigilancia y el control de las plagas\n y enfermedades transfronterizas, la aplicación de las\n normas de calidad e inocuidad de los alimentos y también,\n a mediano y largo plazo, la investigación agrícola.

\n\n

3.7 Con el apoyo del Programa de Cooperación Técnica\n de la FAO (TCP/RLA/8933), en 2000 y 2001 se organizaron y llevaron\n a cabo en 27 países de América Latina y el Caribe\n talleres de un día de duración, con el propósito\n de: (i) discutir las acciones realizadas para poner en práctica\n el Plan de Acción de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación;\n (ii) revisar y, si es necesario, modificar y actualizar el borrador\n de Esquema de Estrategia para el Desarrollo Agrícola Nacional\n hacia el año 2010; y, (iii) informar a los países\n sobre las actividades de apoyo de la FAO a los grupos económicos\n regionales en la formulación de estrategias y programas\n regionales para la seguridad alimentaria. En todos los países\n de la Región Andina se realizaron dichos talleres, y en\n tres de los cinco países (Ecuador, Perú y Venezuela)\n se revisaron los documentos de estrategia.

\n\n

3.8 Además de esos esfuerzos globales, existen también\n en los países de la CAN proyectos en ejecución\n correspondientes al Programa Especial para la Seguridad Alimentaria\n (PESA) de la FAO. Como es sabido, el PESA, concebido con un enfoque\n participativo, tiene como objetivo aumentar la productividad\n y la producción agrícola en un contexto de sostenibilidad\n económica y ambiental, y mejorar el acceso a los alimentos\n de la población más vulnerable. Está dirigido\n a incrementar la productividad de los pequeños agricultores,\n mejorar la seguridad alimentaria a nivel familiar, y también\n a nivel local y nacional. El PESA está en fase de ejecución\n en tres de los cinco países de la CAN: en Bolivia desde\n 1995, en Ecuador desde 1997 y en Venezuela desde el año\n 2000.

\n\n

El proyecto de cooperación técnica que está\n siendo solicitado a la FAO tomará en consideración\n y potenciará los resultados obtenidos en los proyectos\n PESA en ejecución en Bolivia, Ecuador y Venezuela.

\n\n

3.9 Por último, respecto a las acciones de apoyo de\n la FAO referidas a la seguridad alimentaria, cabe señalar\n que en eventos paralelos organizados en ocasión de la\n "Cumbre Mundial sobre la Alimentación: cinco años\n después" (CMA: cad), en junio del 2002, los grupos\n económicos regionales presentaron y se discutieron documentos\n preliminares de estrategia para la seguridad alimentaria, preparados\n con el apoyo de la FAO. La CAN presentó el documento "Nota\n Estratégica - Seguridad Alimentaria en los Países\n Andinos: Hacia una Estrategia de Desarrollo Rural Integral y\n Lucha Contra la Pobreza".

\n\n

En ocasión de dichos eventos paralelos, los países\n de la CAN manifestaron su interés en el apoyo de la FAO\n en la identificación y posterior puesta en marcha de actividades\n y/p proyectos para fortalecer la capacidad de la CAN de apoyar\n los esfuerzos nacionales de seguridad alimentaria, para el análisis\n de los impactos derivados del funcionamiento de los mercados\n agrícolas sobre la seguridad alimentaria en los países\n de la Comunidad, y para la facilitación del comercio agrícola.

\n\n

A continuación de la CMA: cad, los países deben\n llevar a cabo nuevos esfuerzos para mejorar el examen de las\n políticas agrícolas y de las estrategias nacionales\n de seguridad alimentaria, reforzando la decisión política\n y la promoción de inversiones y demás acciones\n necesarias para alcanzar los objetivos nacionales de seguridad\n alimentaria, así como el cumplimiento de los siete compromisos\n del Plan de Acción de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación.

\n\n

Asimismo, en respuesta a las necesidades de sus países\n miembros y de acuerdo a su mandato, los grupos económicos\n regionales deben iniciar la preparación de una estrategia\n y programas regionales para la seguridad alimentaria, concentrándose\n en aquellos temas que pueden ser mejor encarados a nivel regional.

\n\n

Cabe señalar que las estrategias regionales preparadas\n en 1999 y mencionadas en el punto 3.6 anterior, no se centraron\n específicamente en los problemas de pobreza y de inseguridad\n alimentaria como han sido explicados en el Capítulo 11.1,\n y a cuya solución deberán apuntar la estrategia\n y los programas regionales que se esperan formular como resultado\n de esta solicitud de cooperación técnica.

\n\n

4. La solicitud de cooperación técnica y su\n justificación

\n\n

La solicitud de los países de la CAN, que busca disponer\n de la cooperación técnica de la FAO para fortalecer\n la capacidad de la CAN y de los ministerios de Agricultura de\n los países para la instrumentación de acciones\n de mejora de la seguridad alimentaria regional, se basa en los\n satisfactorios resultados logrados por la asistencia anterior\n de la FAO en diversos aspectos vinculados a la seguridad alimentaria\n en la Región Andina, y su larga y fructífera experiencia\n internacional en el tratamiento de estos temas.

\n\n

La reconocida experiencia de la FAO en esta materia le permitirá\n a la CAN llenar un vacío crítico existente en términos\n de su capacidad técnica para la formulación de\n estrategias y programas regionales con un enfoque adecuado para\n la lucha contra la seguridad alimentaria.

\n\n

Esta solicitud se justifica por la necesidad y la conveniencia\n ya indicadas de tratar los problemas de la seguridad alimentaria\n con una visión regional, y por la urgencia y magnitud\n de los desafíos a afrontar. Como ya se ha indicado, el\n escaso avance logrado en la lucha contra la pobreza y la inseguridad\n alimentaria en toda la Región Andina, han focalizado nuevamente\n la atención hacia la necesidad de adoptar medidas concretas\n de apoyo.

\n\n

La formulación de una estrategia regional para mejorar\n la seguridad alimentaria, que contemple ciertos linchamientos\n que aseguren por ejemplo una visión integral del problema,\n la revalorización del papel de la agricultura en el desarrollo,\n el reconocimiento de la heterogeneidad productiva, social y cultural\n de la región, etc.,4 será un elemento básico\n para la orientación y determinación de las acciones\n a instrumentar a nivel regional y para los diferentes sistemas\n productivos. La elaboración de programas para los diferentes\n sistemas agrícolas de la Región Andina respetará\n la diversidad existente y la necesidad de atender de manera focalizada\n la problemática específica de pobreza e inseguridad\n alimentaria en los diferentes espacios subregionales.

\n\n

4 En el Anexo VI se presentan algunos principios básicos\n a tener en cuenta en una estrategia regional.

\n\n

El proyecto de cooperación técnica aprovechará\n y complementará las experiencias de los países\n sobre seguridad alimentaria para construir una visión\n regional, incluyendo a los PESA nacionales. El proyecto aprovechará\n las experiencias y lecciones derivadas de los PESA para la elaboración\n de la estrategia y programas a nivel regional, y garantizará\n la difusión de dichas experiencias en el manejo de sistemas\n de producción sostenibles y en el aumento de la producción\n de alimentos y la seguridad alimentaria a nivel familiar.

\n\n

Por último, la preparación de propuestas de\n proyectos de inversión (a nivel de perfil detallado) en\n el marco de estrategias regionales y programas específicos\n le otorgan mucho más coherencia y sentido a estos instrumentos,\n asegurando que los mismos no sean iniciativas aisladas de limitado\n impacto.

\n\n

Es importante tener en cuenta que paralelamente a la presentación\n de esta solicitud, la FAO ha realizado contactos con el Banco\n Interamericano de Desarrollo (BID), para el financiamiento de\n proyectos de inversión que se elaboren en el marco de\n estrategias regionales de seguridad alimentaria. El BID manifestó\n su interés en apoyar iniciativas de este tipo, así\n como la disponibilidad de recursos para financiar la formulación\n de los proyectos a nivel de factibilidad, contando para ello\n con el apoyo técnico de la FAO.

\n\n

Finalmente, y en la medida que esta solicitud alcance los\n objetivos propuestos, el fortalecimiento de las capacidades técnicas,\n tanto en el ámbito regional como de los países,\n tendrá un efecto importante en la calidad de la formulación,\n de los mecanismos instrumentales de apoyo a la seguridad alimentaria\n y de combate a la pobreza rural, y, por tanto, en su implementación,\n asegurando así mayor efecto e impacto en la resolución\n de los problemas de pobreza e inseguridad alimentaria. Ese fortalecimiento\n tendrá además un efecto catalizador importante\n hacia el futuro, en términos de la formulación\n de nuevos programas y proyectos y por consiguiente en el mejoramiento\n de las condiciones de vida de los habitantes pobres de la Región\n Andina.

\n\n

II. OBJETIVOS DE LA ASISTENCIA

\n\n

1. Objetivo general

\n\n

El objetivo general del proyecto es apoyar a los gobiernos\n de los Países Miembros de la Comunidad Andina de Naciones\n (CAN) en la formulación de mecanismos instrumentales (estrategias,\n programas y proyectos) para mejorar la seguridad alimentaria\n regional y atender los compromisos asumidos en la CMA.

\n\n

2. Objetivos específicos

\n\n

1. Formular una estrategia y programas a nivel regional para\n mejorar la seguridad alimentaria y combatir la pobreza en el\n medio rural.

\n\n

2. Formular propuestas de proyectos de inversión para\n la seguridad alimentaria y la lucha contra la pobreza, en diferentes\n sistemas agrícolas de la región.

\n\n

3. Fortalecer la capacidad técnica de las instituciones\n regionales y nacionales involucradas en la lucha contra la inseguridad\n alimentaria, y la coordinación entre ellas.

\n\n

III. RESULTADOS DEL PROYECTO

\n\n

Resultado 1.1: Una estrategia regional de seguridad alimentaria\n formulada, en función de ciertos linchamientos básicos\n y del marco de políticas macro y sectoriales.

\n\n

Resultado 1.2: Programas formulados para mejorar la seguridad\n alimentaria y combatir la pobreza en el medio rural, para los\n sistemas agrícolas prioritarios de la Región Andina,\n con la identificación de un conjunto integrado de proyectos\n a ser ejecutados en cada uno.

\n\n

Resultado 2.1: Criterios de priorización establecidos,\n para la selección de los proyectos de inversión\n a ser formulados.

\n\n

Resultado 2.2: Cinco o más propuestas de proyectos\n de inversión formuladas a nivel de perfil detallado, susceptibles\n de ser sometidas a consideración de instituciones financieras\n multilaterales.

\n\n

Resultado 3.1: Personal técnico de las instituciones\n regionales y nacionales capacitado para el análisis, formulación\n y evaluación de mecanismos instrumentales para la lucha\n contra la inseguridad alimentaria y la pobreza rural.

\n\n

Resultado 3.2: Redes formadas entre las instituciones participantes\n del Proyecto, para la coordinación y complementariedad\n de sus acciones vinculadas a la lucha contra la inseguridad alimentaria\n y la pobreza rural.

\n\n

IV. PLAN DE TRABAJO

\n\n

El proyecto se iniciará con la instalación en\n dependencias de la Comunidad Andina de Naciones, en Lima, Perú,\n de las oficinas del mismo, y con la designación del Coordinador\n Regional y la contratación por la PAO del Consultor Principal.\n Simultáneamente, los ministerios de Agricultura de los\n cinco países participantes deberán nombrar los\n coordinadores nacionales respectivos y proporcionar las facilidades\n locativas necesarias para el trabajo de los consultores reclutados\n por la FAO y los técnicos nacionales de contraparte. Durante\n el primer mes de ejecución del proyecto y de acuerdo con\n el Coordinador Regional y los coordinadores nacionales, el Consultor\n Principal preparará el plan de trabajo detallado, ajustando\n el cronograma de actividades de este documento, y se realizarán\n las actividades necesarias para la contratación de los\n otros consultores nacionales.

\n\n

Las actividades principales del proyecto serán las\n siguientes:

\n\n

Resultado 1.1: Una estrategia regional de seguridad alimentaria\n formulada, en función de ciertos linchamientos básicos\n y del marco de políticas macro y sectoriales.

\n\n

Actividad 1.1.1: Analizar el marco de políticas macro\n y sectoriales que orientan y determinan los modos de acción\n para mejorar la seguridad alimentaria.

\n\n

Actividad 1.1.2: Identificar las acciones existentes para\n lograr la seguridad alimentaria y reducir la pobreza en los países\n de la CAN, y sistematizar su experiencia.

\n\n

Actividad 1.1.3: Analizar los impactos derivados del funcionamiento\n de los mercados agrícolas internos y externos sobre la\n seguridad alimentaria en los países de la Comunidad Andina,\n e identificar acciones que brinden mayores oportunidades de acceso\n a los mercados regionales e internacionales para los productos\n agrícolas y agroindustriales.

\n\n

Actividad 1.1.4: Determinar los lineamientos básicos\n que orientarán una estrategia para la seguridad alimentaria\n de carácter regional.

\n\n

Actividad 1.1.5: Formular una estrategia regional de seguridad\n alimentaria, en función de los linchamientos básicos\n determinados y del marco de políticas macro y sectoriales.

\n\n

Actividad 1.1.6: Realizar un taller regional, con participación\n de representantes de todos los países, para discutir y\n aprobar la estrategia regional de seguridad alimentaria.

\n\n

Resultado 1.2: Programas formulados para mejorar la seguridad\n alimentaria y combatir la pobreza en el medio rural, para los\n sistemas agrícolas prioritarios de la Región Andina,\n con la identificación de un conjunto integrado de proyectos\n a ser ejecutados en cada uno.

\n\n

Actividad 1.2.1: Apoyar la participación de representantes\n de la CAN en el taller de inicio del proyecto, para determinar\n los criterios a tener en cuenta para la formulación de\n los programas, sus actividades y componentes principales, sus\n metas y el modo de alcanzarlas.

\n\n

Actividad 1.2.2: Identificar los principales proyectos requeridos\n para la materialización de las acciones de cada programa.

\n\n

Actividad 1.2.3: Formular programas regionales para mejorar\n la seguridad alimentaria y combatir la pobreza rural, con la\n identificación de un conjunto integrado de proyectos a\n ser ejecutados en cada uno.

\n\n

Actividad 1.2.4: Realizar talleres nacionales de presentación\n y discusión de los programas de seguridad alimentaria\n y de combate a la pobreza rural.

\n\n

Resultado 2.1: Criterios de priorización establecidos,\n para la selección de los proyectos de inversión\n a ser formulados.

\n\n

Actividad 2.1.1: Analizar el grado de vulnerabilidad a la\n inseguridad alimentaria en cada uno de los sistemas agrícolas\n de la Región Andina.

\n\n

Actividad 2.1.2: Determinar y analizar otros posibles criterios\n para la priorización de los proyectos de inversión\n a ser formulados.

\n\n

Actividad 2.1.3: Seleccionar los criterios de priorización\n a ser utilizados.

\n\n

Resultado 2.2: Cinco o más propuestas de proyectos\n de inversión formuladas a nivel de perfil detallado, susceptibles\n de ser sometidas a consideración de instituciones financieras\n multilaterales.

\n\n

Actividad 2.2.1: Seleccionar los proyectos a ser formulados,\n en función de los proyectos identificados en los programas\n regionales y los criterios de priorización establecidos,\n y en acuerdo con las instituciones financieras multilaterales.

\n\n

Actividad 2.2.2: Formular las propuestas de proyectos de inversión\n seleccionados a nivel de perfil detallado, para ser sometidos\n a consideración de organismos financieros multilaterales.

\n\n

Actividad 2.2.3: Participación de cuatro representantes\n técnicos de la CAN en el taller de conclusión donde\n se presentarán los perfiles de los proyectos de inversión.

\n\n

Actividad 2.2.4: Realizar talleres nacionales de\n presentación y discusión de los proyectos de inversión\n formulados a nivel de perfil detallado.

\n\n

Resultado 3.7: Personal técnico de las instituciones\n regionales y nacionales capacitado para el análisis, formulación\n y evaluación de mecanismos instrumentales para la lucha\n contra la inseguridad alimentaria y la pobreza rural,

\n\n

Actividad 3.1.1: Capacitar al personal técnico de las\n instituciones regionales y nacionales para el análisis,\n formulación y evaluación de mecanismos instrumentales\n para la lucha contra la inseguridad alimentaria y la pobreza\n rural, a través de cursillos, talleres y capacitación\n en servicio.

\n\n

Resultado 3.2: Redes formadas entre las instituciones participantes\n del proyecto, para la coordinación y complementariedad\n de sus acciones vinculadas a la lucha contra la inseguridad alimentaria\n y la pobreza rural.

\n\n

Actividad 3.2.1: Organizar y realizar una reunión técnica,\n con participación de todas las instituciones regionales\n y nacionales participantes en el Proyecto, de intercambio de\n experiencias y de establecimiento de mecanismos de coordinación\n de sus acciones vinculadas a la lucha contra la inseguridad alimentaria\n y la pobreza rural.

\n\n

Actividad 3.2.2: Definir los mecanismos necesarios para la\n instrumentación y operación de la red de instituciones,\n y poner en operación dicha red.

\n\n

El cronograma de actividades se presenta en el Anexo V.

\n\n

V. FORTALECIMIENTO INSTITUCIONAL

\n\n

El proyecto está orientado, básicamente, al\n fortalecimiento de la capacidad técnica de las instituciones\n regionales y nacionales participantes, para que estén\n en condiciones de desarrollar mecanismos instrumentales de apoyo\n a la seguridad alimentaria y de combate a la pobreza rural.

\n\n

El fortalecimiento de las capacidades nacionales se obtendrá\n mediante el trabajo conjunto de los consultores internacionales\n y nacionales y el personal de la FAO asignados al proyecto, con\n los técnicos de contraparte designados por los gobiernos,\n y a través de actividades formales de capacitación\n (talleres, seminarios, cursos cortos) como las descritas en el\n plan de trabajo del proyecto y en la sección correspondiente\n de la contribución de la FAO.

\n\n

El intercambio de las experiencias realizadas en cada país,\n y el fortalecimiento de las capacidades de todos los países\n participantes

 

Change password



Loading..