Registro Oficial. 15 de ABRIL del 2003

Martes, 15 de abril de 2003

Última modificación: Miércoles, 17 de julio de 2013 | 11:00

\n \n \n \n
   MES DE ABRIL DEL 2003
\n \n \n \n
\n

\n
 
\n

 
\n

Martes, 15 de abril del 2003 - R. O. No. 62

\n

TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

\n

DR. JORGE A. MOREJON MARTINEZ
DIRECTOR

\n\n

FUNCION\n EJECUTIVA

\n\n

ACUERDOS:

\n\n

MINISTERIO\n DE EDUCACION:

\n\n

1947 Créase el Programa de\n Educación Inicial responsable de brindar educación\n a niñas y niños de 0 a 5 años de edad

\n\n

MINISTERIO\n DE RELACIONES EXTERIORES:

\n\n

- Protocolo sobre prohibiciones\n o restricciones \n del empleo de minas, armas trampa y otros artefactos\n según fue enmendado el 3 de mayo de 1996 (Protocolo\n II según fue enmendado el 3 de mayo de 1996), anexo\n a la Convención sobre prohibiciones o restricciones\n del empleo de ciertas armas convencionales que puedan considerarse\n excesivamente nocivas o de efectos indiscriminados

\n\n

MINISTERIO\n DE TRABAJO:

\n\n

0158 Emítese el Reglamento\n para la distribución del 15% de las utilidades correspondientes\n a los trabajadores

\n\n

MINISTERIOS\n DE EDUCACION
\n Y DE BIENESTAR SOCIAL:

\n\n

004 Pónese en vigencia\n el Referente Curricular para la educación inicial\n de las niñas y niños de 0 a 5 años

\n\n

REGULACION:

\n\n

BANCO\n CENTRAL:

\n\n

113-2003 Reducción de las comisiones\n que cobra el Banco Central por la inversión \n de recursos financieros

\n\n

FUNCION\n JUDICIAL

\n\n

CORTE\n SUPREMA DE JUSTICIA
\n TERCERA SALA DE LO
\n CIVIL Y MERCANTIL:

\n\n

Recursos de casación\n en los juicios seguidos por las siguientes personas:

\n\n

27-2003 Marco Estuardo León\n González en contra de Medardo Maldonado Lozano

\n\n

28-2003 Enrique Ñauñay\n Aynaguano y otra en contra de María Francisca Llanga y\n otros

\n\n

29-2003 Gustavo René Zambrano\n Dueñas en contra de George Abrahán Pinto López

\n\n

30-2003 Angel Alfredo Moreno Ortega\n y otra en contra de Wilfrido Rivera y otra

\n\n

31-2003\n Medardo Alberto\n Serrano Batallas en contra de Sara Maria Amaya García

\n\n

34-2003 María Teresa Rea Barrera\n en contra de Rosa Amada Rea Barrera y otros

\n\n

35-2003\n Emperatriz C.\n Vicuña Vicuña de Muñoz en contra de Florencio\n Gustavo Vicuña Vicuña y otros

\n\n

36-2003 José Carlos de la Torre\n Maldonado en contra de Maria Mercedes de la Torre Maldonado

\n\n

37-2003\n Enma Lucila\n Granda Granda en contra de Angel Ignacio Armijos Chávz

\n\n

38-2003 Carlos Humberto Vargas Criollo\n y otra en contra de Manuel Arturo Paute Tapia y otro

\n\n

39-2003 Luis Angel Loja Salto y otra\n en contra de Manuel Antonio Carrión Dávila y otra

\n\n

40-2003 Ligia Betzabé Castelo\n Proaño en contra de Dolores Margoth Quilca Pérez\n y otro

\n\n

41-2003\n Banco del Pichincha\n C.A. en contra de Segundo Abelardo Moya Dillón y otros

\n\n

42-2003 Teresa Alegría Sigüenza\n Guzmán y otros en contra del Municipio del Cantón\n Chordeleg

\n\n

43-2003 Elsa Saltos Valenzuela de Cassula\n en contra de José Teodoro Olaya Vega y otra

\n\n

44-2003\n Concepción\n Alda Ortega Campoverde en contra de Blanca Lidia Abril

\n\n

ACUERDO\n DE CARTAGENA

\n\n

RESOLUCIONES:

\n\n

699 Solicitud de aplicación de medidas\n correctivas por parte de la República del Perú\n a importaciones de productos clasi-ficados en las subpartidas\n arancelarias NANDINA 1511.90.00, 1516.20.00, 1517.90.00, originarias\n de Países Miembros de la Comunidad Andina, bajo lo dispuesto\n en el artículo 109 del Acuerdo de Cartagena

\n\n

700\n Recurso de reconsideración\n presentado por la Empresa OmniTech International de Perú,\n en contra de la Resolución 672 de la Secretaría\n General

\n\n

ORDENANZAS\n MUNICIPALES:

\n\n

- Cantón San Pedro de\n Huaca: Reformatoria\n a la reglamentaria del servicio de agua potable

\n\n

- Cantón San Cristóbal: Que establece la tasa para\n la licencia anual de funcionamiento de los establecimientos turísticos

\n\n

- Cantón Taisha: Que regula la preservación\n y protección del medio ambiente y los recursos naturales\n en las zonas urbanas, rurales y áreas de influencia\n

\n \n
\n

\n\n

 

\n\n

 

\n\n

 

\n\n

 

\n\n

No. 1947

\n\n

EL MINISTRO DE EDUCACION, CULTURA,
\n DEPORTES Y RECREACION

\n\n

Considerando:

\n\n

Que el Estado Ecuatoriano debe promover como máxima\n prioridad el desarrollo integral de niñas, niños\n y adolescentes para asegurar el ejercicio pleno de sus derechos,\n de conformidad con lo prescrito en el Art. 48 de la Constitución\n Política;

\n\n

Que la Constitución Política de la República\n del Ecuador, en el Art. 50, numeral 1, dice que el Estado Ecuatoriano\n brindará "atención prioritaria para los menores\n de 6 años que garantice nutrición, salud, educación\n y cuidado diario"; los artículos 52 y 53 que hablan\n de los derechos de niños y adolescentes; el artículo\n 66 que dice "la educación es derecho irrenunciable\n de las personas, deber inexcusable del estado, la sociedad y\n la familia; área prioritaria de la inversión pública,\n requisito del desarrollo nacional y garantía de la equidad\n social. Es responsabilidad del estado definir y ejecutar políticas\n que permitan alcanzar estos propósitos"; y, los artículos\n 67 al 72 que establecen los principios generales que rigen la\n educación ecuatoriana;

\n\n

Que el Foro Mundial celebrado en Dakar en abril de 2000 declaró\n como 1er. objetivo para el presente decenio "Extender y\n mejorar la protección y educación integral de la\n primera infancia, especialmente para los niños vulnerables\n y desfavorecidos";

\n\n

Que la X Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobiernos\n de los Países Iberoamericanos reunida en Panamá,\n en noviembre de 2000, reafirmó el valor de la educación\n inicial, como una etapa fundamental para el logro de una educación\n de calidad para todos y para la construcción de la ciudadanía\n de niñas y niños iberoamericanos, posibilitando\n la plena formación de sus personalidades, su capacidad\n de aprender, de relacionarse con los demás, y de realizarse\n como seres humanos;

\n\n

Que la Cumbre Iberoamericana de Valencia, marzo de 2001, se\n pronunció por la ejecución de programas educativos\n dirigidos a atender a niñas y niños menores de\n 6 años, con participación de la escuela e iniciativas\n intersec-toriales, fortaleciendo las capacidades de las familias\n para desempeñar adecuadamente su función educativa;

\n\n

Que el Encuentro Andino de Viceministros de Educación,\n reunido en Quito en agosto de 2001, calificó a la educación\n inicial de niñas y niños de 0 a 6 años como\n un desafió para la región;

\n\n

Que el Estado Ecuatoriano tiene la responsabilidad indelegable\n de garantizar el derecho a la educación inicial de las\n niñas y niños de 0 a 5 años y asegurar la\n unidad nacional en el respeto a la diversidad cultural que caracteriza\n al país;

\n\n

Que es política prioritaria del Gobierno Nacional la\n universalización del acceso y permanencia en la educación\n inicial, de niñas y niños de 0 a 5 años;

\n\n

Que es deber del Ministerio de Educación, Cultura,\n Deportes y Recreación promover, orientar y dinamizar estrategias,\n programas y acciones tendientes a innovar el funcionamiento del\n sistema educativo ecuatoriano.

\n\n

Que el Ministerio de Educación, Cultura. Deportes y\n Recreación adoptó en enero de 2001, entre una de\n sus políticas del Plan Decenal, la de apoyar la universalización\n de los servicios de educación inicial para las niñas\n y niños de 0 a 5 años, en coordinación con\n los servicios que ofrecen los ministerios que conforman el Frente\n Social;

\n\n

Que últimos descubrimientos de la neurociencia afirman\n que la estructuración neuronal tiene lugar en el ser humano\n dentro de los dos primeros años de vida y que se consolida\n de tres a cinco años;

\n\n

Que la educación inicial debe desarrollar procesos\n educativos que promuevan la autonomía afectiva, cognitiva,\n social y física de las niñas y niños, considerando\n su entorno y cultura e integrando a su desarrollo a la familia\n y comunidad;

\n\n

Que para viabilizar los compromisos asumidos, en los diferentes\n foros internacionales, por el Jefe de Estado, ministros y viceministros\n de Educación el Ministerio de Educación, Cultura,\n Deportes y Recreación ha mantenido, en coordinación\n con instituciones públicas, privadas y otros actores que\n trabajan con el sector infancia, durante los dos últimos\n años, talleres, seminarios, reuniones de trabajo y más\n actividades encaminadas a identificar el estado de situación\n del sector de la población comprendida entre 0 y 5 años,\n para implementar nuevas modalidades de atención, ampliar\n la cobertura y formular el referente curricular nacional de educación\n inicial;

\n\n

Que la educación inicial requiere contar con una fundamentación\n legal, estructura técnica y una ágil organización\n que le permita operar y tomar decisiones oportunas;

\n\n

Que es necesario crear el Programa de Educación Inicial\n y conformar una Comisión Técnica que defina las\n políticas y la estructura del programa; y,

\n\n

En uso de sus atribuciones legales,

\n\n

 

\n\n

Acuerda:

\n\n

Art. 1.- Crear el Programa de Educación Inicial\n responsable de brindar educación a niñas y niños\n de 0 a 5 años de edad.

\n\n

Art. 2.- Conformar la Comisión Técnica\n de Educación Inicial que se responsabilizará del\n arranque de las actividades encaminadas a institucionalizar el\n nivel de educación inicial en el país, bajo la\n coordinación general de la Lic. Piedad Cabrera de Rodríguez,\n Directora Ejecutiva del Programa Nacional de Educación\n Preescolar Alternativa, PRONEPE.

\n\n

Art. 3.- Asignar a la Comisión Técnica\n de Educación Inicial las siguientes funciones:

\n\n

- Conformar un equipo de trabajo interdisciplinario con los\n programas de educación básica, bachillerato y escuelas\n unidocentes, las direcciones nacionales de educación,\n D1NAMEP, currículo, jurídica, DINEIB y las subsecretarias\n Administrativa-Financiera y de Cultura.

\n\n

- Formular el marco legal correspondiente.

\n\n

- Convocar a talleres y reuniones de trabajo a las principales\n instituciones que han venido trabajando con niños de O\n a.5 años, para fortalecer el diálogo técnico\n iniciado hace dos años sobre la institucionalización\n de la educación inicial, a partir de las experiencias\n ejecuta-das en todo el país, especialmente por aquellas\n realiza-das por el Ministerio de Bienestar Social, Dirección\n de Protección de Menores, INNFA, ORI, PRONEPE, UNICEF,\n MOSEIB, Programa Nuestros Niños, Municipio de Quito, DNI,\n Plan Internacional, Visión Mundial, CCI y otros del sector\n público y privado.

\n\n

- Determinar políticas en áreas técnicas,\n pedagógicas, administrativas y financieras, que garanticen\n el adecuado funcionamiento del Programa de Educación Inicial.

\n\n

- Definir lineamientos generales para estructurar e implementar\n el Programa de Educación Inicial.

\n\n

- Incorporar estrategias de desconcentración y descentralización\n administrativa, financiera y pedagógica en la organización,\n ejecución y evaluación del Programa Nacional de\n Educación Inicial.

\n\n

- Elaborar términos de referencia para la acreditación\n institucional.

\n\n

- Elaborar el perfil del maestro de educación inicial,\n que atenderá a niñas y niños de O a 5 años.

\n\n

- Diseñar el modelo de capacitación y actualización\n permanente de los recursos humanos de la educación inicial.

\n\n

- Definir estrategias y procedimientos de coordinación\n para articular la educación inicial con la educación\n básica.

\n\n

- Establecer líneas de articulación y mecanismos\n de coordinación con los ministerios del Frente Social,\n Programa de Alimentación Escolar, Programa Nuestros Niños,\n municipios, prefecturas, organismos no gubernamentales, el Consejo\n Nacional de la Niñez, el CONAMU, organismos internacionales,\n etc., para asegurar una educación inicial pertinente y\n de calidad para niñas y niños, familias y comunidades.

\n\n

- Establecer líneas de cooperación con UNICEF,\n UNESCO, OEI, Convenio Andrés Bello, OEA, Banco Mundial,\n BID y otros.

\n\n

- Diseñar procesos de gestión para asegurar\n la participación de los padres de familia, comunidad,\n organizaciones comunitarias y otros actores de la sociedad civil.

\n\n

- Diseñar procesos de seguimiento, evaluación,\n rendición de cuentas y evaluación externa.

\n\n

- Diseñar las estrategias de gestión que aseguren\n la aplicación del referente curricular, a través\n de los currículos institucionales, a partir del año\n lectivo, de régimen Sierra-Amazonía, 2002-2003.

\n\n

Comuníquese en Quito, a 14 de junio de 2002.

\n\n

f.) Juan Cordero Iñiguez, Ministro de Educación\n y Cultura.

\n\n

Certifico que esta copia es igual a su original.- Quito, 3\n de abril de 2003.- f.) Ilegible.
\n

\n\n

 

\n\n

 

\n\n

MINISTERIO DE RELACIONES
\n EXTERIORES

\n\n

PROTOCOLO SOBRE PROHIBICIONES O RESTRICCIONES\n DEL EMPLEO DE MINAS, ARMAS TRAMPA Y OTROS ARTEFACTOS SEGUN\n FUE ENMENDADO EL 3 DE MAYO DE 1996 (PROTOCOLO II SEGUN FUE\n ENMENDADO EL 3 DE MAYO DE 1996), ANEXO A LA CONVENCION SOBRE\n PROHIBICIONES O RESTRICCIONES DEL
\n EMPLEO DE CIERTAS ARMAS CONVENCIO-
\n NALES QUE PUEDAN CONSIDERARSE EXCESIVAMENTE NOCIVAS O DE EFECTOS\n INDISCRIMINADOS

\n\n

 

\n\n

ARTICULO I: PROTOCOLO ENMENDADO

\n\n

Por el presente artículo queda enmendado el Protocolo\n sobre prohibiciones o restricciones del empleo de minas, armas\n trampa y otros artefactos (Protocolo II), anexo a la Convención\n sobre prohibiciones o restricciones del empleo de ciertas armas\n convencionales que puedan considerarse excesivamente nocivas\n o de efectos indiscriminados ("la Convención").\n El texto del Protocolo según fue enmendado es el siguiente:

\n\n

"Protocolo sobre prohibiciones o restricciones del empleo\n de minas, armas trampa y otros artefactos según fue enmendado\n el 3 de mayo de 1996 (Protocolo II según fue enmendado\n el 3 de mayo de 1996).

\n\n

 

\n\n

Artículo 1

\n\n

Ambito de aplicación

\n\n

1. El presente Protocolo se refiere al empleo en tierra de\n las minas, armas trampa y otros artefactos, que en él\n se definen, incluidas las minas sembradas para impedir el acceso\n a playas, el cruce de vías acuáticas o el cruce\n de ríos, pero no se aplica al empleo de minas antibuques\n en el mar o en vías acuáticas interiores.

\n\n

2. El presente Protocolo se aplicará, además\n de a las situaciones a que se refiere el artículo 1 de\n la Convención, a las situaciones a que se refiere el artículo\n 3 común a los Convenios de Ginebra del 12 de agosto de\n 1949. El presente Protocolo no se aplicará a las situaciones\n de tensiones internas y de disturbios interiores, tales como\n los motines, los actos esporádicos de violencia y otros\n actos análogos que no son conflictos armados.

\n\n

3. En el caso de conflictos que no sean de carácter\n internacional que tengan lugar en el territorio de una de las\n Altas Partes Contratantes, cada parte en el conflicto estará\n obligada a aplicar las prohibiciones y restricciones del presente\n Protocolo.

\n\n

4. No podrá invocarse disposición alguna del\n presente Protocolo con el fin de menoscabar la soberanía\n de un Estado o la responsabilidad que incumbe al gobierno de\n mantener o restablecer el orden público en el Estado o\n de defender la unidad nacional y la integridad territorial del\n Estado por todos los medios legítimos.

\n\n

5. No podrá invocarse disposición alguna del\n presente Protocolo para justificar la intervención, directa\n o indirecta, sea cual fuere la razón, en un conflicto\n armado o en los asuntos internos o externos de la Alta Parte\n Contratante en cuyo territorio tenga lugar ese conflicto.

\n\n

6. La aplicación de las disposiciones del presente\n Protocolo a las partes en un conflicto, que no sean Altas Partes\n Contratantes, que hayan aceptado el presente Protocolo no modificará\n su estatuto jurídico ni la condición jurídica\n de un territorio en disputa, ya sea expresa o implícitamente.

\n\n

Artículo 2

\n\n

Definiciones

\n\n

A los efectos del presente Protocolo:

\n\n

1. Por "mina" se entiende toda munición colocada\n debajo, sobre o cerca de la superficie del terreno u otra superficie\n cualquiera y concebida para explosionar por la presencia, la\n proximidad o el contacto de una persona o de un vehículo.

\n\n

2. Por "mina lanzada a distancia" se entiende toda\n mina no colocada directamente sino lanzada por medio de artillería,\n misiles, cohetes, morteros o medios similares, o arrojada desde\n aeronaves. Las minas lanzadas, desde un sistema basado en tierra,\n a menos de 500 metros no se consideran "lanzadas a distancia",\n siempre que se empleen de conformidad con el artículo\n 5 y demás artículos pertinentes del presente Protocolo.

\n\n

3. Por "mina antipersonal" se entiende toda mina\n concebida primordialmente para que explosione por la presencia,\n la proximidad o el contacto de una persona y que incapacite,\n hiera o mate a una o más personas.

\n\n

4. Por "arma trampa" se entiende todo artefacto\n o material concebido, construido o adaptado para matar o herir,\n y que funcione inesperadamente cuando una persona mueva un objeto\n al parecer inofensivo, se aproxime a él o realice un acto\n que al parecer no entrañe riesgo alguno.

\n\n

5. Por "otros artefactos" se entiende las municiones\n y artefactos colocados manualmente, incluidos los artefactos\n explosivos improvisados, que estén concebidos para matar,\n herir o causar daños, y que sean accionados manualmente,\n por control remoto o de manera automática con efecto retardado.

\n\n

6. Por "objetivo militar", en lo que respecta a\n los bienes, se entiende aquellos que, por su naturaleza, ubicación,\n finalidad o utilización, contribuyan eficazmente a la\n acción militar y cuya destrucción total o parcial,\n captura o neutralización ofrezca, en las circunstancias\n del momento, una clara ventaja militar.

\n\n

7. Por "bienes de carácter civil" se entiende\n todos los bienes que no sean objetivos militares tal como están\n definidos en el párrafo 6 del presente artículo.

\n\n

8. Por "campo de minas" se entiende una zona determinada\n en la que se han colocado minas y por "zona minada"\n se entiende una zona que es peligrosa a causa de la presencia\n de minas. Por "campo de minas simulado" se entiende\n una zona libre de minas que aparenta ser un campo de minas. Por\n "campo de minas" se entiende también los campos\n de minas simulados.

\n\n

9. Por "registro" se entiende una operación\n de carácter material, administrativo y técnico\n cuyo objeto es obtener, a los efectos de su inclusión\n en registros oficiales, toda la información disponible\n que facilite la localización de campos de minas, zonas\n minadas, minas, armas trampa y otros artefactos.

\n\n

10. Por "mecanismo de autodestrucción" se\n entiende un mecanismo incorporado o agregado exteriormente, de\n funcionamiento automático, que causa la destrucción\n de la munición a la que se ha incorporado o agregado.

\n\n

11. Por "mecanismo de auto neutralización"\n se entiende un mecanismo incorporado, de funcionamiento automático,\n que hace inoperativa la munición a la que se ha incorporado.

\n\n

12. Por "auto desactivación" se entiende\n el hacer inoperativa, de manera automática, una munición\n mediante el agotamiento irreversible de un componente, por ejemplo\n una batería eléctrica, que sea esencial para el\n funcionamiento de la munición.

\n\n

13. Por "control remoto" se entiende el control\n por mando a distancia.

\n\n

14. Por "dispositivo anti manipulación" se\n entiende un dispositivo destinado a proteger una mina, que forma\n parte de la mina, está conectado o fijado a la mina, o\n colocado bajo ella, y que se activa cuando se intenta manipularla.

\n\n

15. Por "transferencia" se entiende, además\n del traslado físico de minas desde o hacia el territorio\n nacional, la transferencia del dominio y del control sobre las\n minas, pero no se entenderá la transferencia de territorio\n que contenga minas colocadas.

\n\n

Artículo 3

\n\n

Restricciones generales del empleo de minas,
\n armas trampa y otros artefactos

\n\n

1. El presente artículo se aplica a:

\n\n

a) Las minas;

\n\n

b) Las armas trampa; y,

\n\n

c) Otros artefactos.

\n\n

2. De conformidad con las disposiciones del presente Protocolo,\n cada Alta Parte Contratante o parte en un conflicto es responsable\n de todas las minas, armas trampa y otros artefactos que haya\n empleado, y se compromete a proceder a su limpieza, retirarlos,\n destruirlos o mantenerlos según lo previsto en el artículo\n 10 del presente Protocolo.

\n\n

3. Queda prohibido, en todas las circunstancias, emplear minas,\n armas trampa u otros artefactos, concebidos de tal forma o que\n sean de tal naturaleza, que causen daños superfluos o\n sufrimientos innecesarios.

\n\n

4. Las armas a las que se aplica el presente artículo\n deberán cumplir estrictamente las normas y límites\n que se especifican en el Anexo Técnico respecto de cada\n categoría concreta.

\n\n

5. Queda prohibido el empleo de minas, armas trampa y otros\n artefactos provistos de un mecanismo o dispositivo concebido\n específicamente para hacer detonar la munición\n ante la presencia de detectores de minas fácilmente disponibles\n como resultado de su influencia magnética u otro tipo\n de influencia que no sea el contacto directo durante su utilización\n normal en operaciones de detección.

\n\n

6. Queda prohibido emplear minas con auto desactivación\n provistas de un dispositivo anti manipulación diseñado\n de modo que este dispositivo pueda funcionar después de\n que la mina ya no pueda hacerlo.

\n\n

7. Queda prohibido, en todas las circunstancias, emplear las\n armas a las que se aplica el presente artículo, sea como\n medio de ataque, como medio de defensa o a título de represalia,\n contra la población civil propiamente dicha o contra personas\n civiles o bienes de carácter civil.

\n\n

8. Queda prohibido el empleo indiscriminado de las armas a\n las que se aplica el presente artículo. Empleo indiscriminado\n es cualquier ubicación de estas armas:

\n\n

a) Que no se encuentre en un objetivo militar ni esté\n dirigido contra un objetivo militar. En caso de duda de si un\n objeto que normalmente se destina a fines civiles, como un lugar\n de culto, una casa u otro tipo de vivienda, o una escuela, se\n utiliza con el fin de contribuir efectivamente a una acción\n militar, se presumirá que no se utiliza con tal fin;

\n\n

b) En que se recurra a un método o medio de lanzamiento\n que no pueda ser dirigido contra un objetivo militar determinado;\n o,

\n\n

c) Del que se pueda prever que cause fortuitamente pérdidas\n de vidas de personas civiles, heridas a personas civiles, daños\n a bienes de carácter civil o más de uno de estos\n efectos, que serían excesivos en relación con la\n ventaja militar concreta y directa prevista.

\n\n

9. No se considerarán como un solo objetivo militar\n diversos objetivos militares claramente separados e individualizados\n que se encuentren en una ciudad, pueblo, aldea u otra zona en\n la que haya una concentración análoga de personas\n civiles o bienes de carácter civil.

\n\n

10. Se tomarán todas las precauciones viables para\n proteger a las personas civiles de los efectos de las armas a\n las que se aplica el presente artículo. Precauciones viables\n son aquellas factibles o posibles en la práctica, habida\n cuenta de todas las circunstancias del caso, incluidas consideraciones\n humanitarias y militares. Entre otras, estas circunstancias incluyen:

\n\n

a) El efecto a corto y a largo plazo de las minas sobre la\n población civil local durante el periodo en que esté\n activo el campo de minas;

\n\n

b) Posibles medidas para proteger a las personas civiles (por\n ejemplo, cercas, señales, avisos y vigilancia);

\n\n

c) La disponibilidad y viabilidad de emplear alternativas;\n y,

\n\n

d) Las necesidades militares de un campo de minas a corto\n y a largo plazo.

\n\n

11. Se dará por adelantado aviso eficaz de cualquier\n ubicación de minas, armas trampa y otros artefactos que\n puedan afectar a la población civil, salvo que las circunstancias\n no lo permitan.

\n\n

 

\n\n

Artículo 4

\n\n

Restricciones del empleo de minas antipersonal

\n\n

Queda prohibido el empleo de toda mina antipersonal que no\n sea detectable, según se especifica en el párrafo\n 2 del Anexo Técnico.

\n\n

 

\n\n

Artículo 5

\n\n

Restricciones del empleo de minas antipersonal que no sean\n minas lanzadas a distancia.

\n\n

1. El presente artículo se aplica a las minas antipersonal\n que no sean minas lanzadas a distancia.

\n\n

2. Queda prohibido el empleo de las armas a las que se aplica\n el presente artículo que no se ajusten a lo dispuesto\n en el Anexo Técnico respecto de la autodestrucción\n y la auto desactivación, a menos que:,

\n\n

a) Esas armas se coloquen en una zona con el perímetro\n marcado que esté vigilada por personal militar y protegida\n por cercas u otros medios para garantizar la exclusión\n efectiva de personas civiles de la zona. Las marcas deberán\n ser inconfundibles y duraderas y ser por lo menos visibles a\n una persona que esté a punto de penetrar en la zona con\n el perímetro marcado; y,

\n\n

b) Se proceda a limpiar fa zona de esas armas antes de abandonarla,\n a no ser que se entregue el control de la zona a las fuerzas\n de otro Estado que acepten la responsabilidad del mantenimiento\n de las protecciones exigidas por el presente artículo\n y la remoción subsiguiente de esas armas.

\n\n

3. Una parte en un conflicto sólo quedará exenta\n del ulterior cumplimiento de las disposiciones de los apartados\n a) y b) del párrafo 2 del presente artículo cuando\n no sea posible tal cumplimiento debido a la pérdida de\n control de la zona por la fuerza como resultado de una acción\n militar enemiga, incluidas las situaciones en que la acción\n militar directa del enemigo impida ese cumplimiento. Si esa parte\n recupera el control de la zona; reanudará el cumplimiento\n de las disposiciones de los apartados a) y b) del párrafo\n 2 del presente artículo.

\n\n

4. Si las fuerzas de una parte en un conflicto toman el control\n de una zona en la que se hayan colocado armas a las que se aplica\n el presente artículo, dichas fuerzas mantendrán\n y, en caso necesario, establecerán, en la mayor medida\n posible, las protecciones exigidas en el presente artículo\n hasta que se haya procedido a limpiar la zona de esas armas.

\n\n

5. Se adoptarán todas las medidas viables para impedir\n la retirada, desfiguración, destrucción u ocultación,\n no autorizada, de cualquier dispositivo, sistema o material utilizado\n para delimitar el perímetro de una zona con el perímetro\n marcado.

\n\n

6. Las armas a las que se aplica el presente artículo\n que lancen fragmentos en un arco horizontal de menos de 90º\n y que estén colocadas en la superficie del terreno o\n por encima de ésta podrán ser empleadas sin las\n medidas previstas en el párrafo 2 a) del presente artículo\n durante un plazo máximo de 72 horas, si:

\n\n

a) Están situadas en la proximidad inmediata de la\n unidad militar que las haya colocado; y,

\n\n

b) La zona está supervisada por personal militar que\n garantice la exclusión efectiva de toda persona civil.

\n\n

Artículo 6

\n\n

Restricciones del empleo de las minas lanzadas a distancia

\n\n

1. Queda prohibido emplear minas lanzadas a distancia a menos\n que estén registradas conforme a lo dispuesto en el apartado\n b) del párrafo 1 del Anexo Técnico.

\n\n

2. Queda prohibido emplear minas antipersonal lanzadas a distancia\n que no se ajusten a lo dispuesto en el Anexo Técnico respecto\n de la autodestrucción y la auto desactivación.

\n\n

3. Queda prohibido emplear minas lanzadas a distancia distintas\n de las minas antipersonal, a menos que, en la medida de lo posible,\n estén provistas de un mecanismo eficaz de autodestrucción\n o auto neutralización, y tengan un dispositivo de auto\n desactivación de reserva diseñado de modo que las\n minas no funcionen ya como minas tan pronto como se prevea que\n vayan a dejar de cumplir la finalidad militar para la que fueron\n colocadas.

\n\n

4. Se dará, por adelantado, aviso eficaz de cualquier\n lanzamiento de minas a distancia que pueda afectar a la población\n civil, salvo que las circunstancias no lo permitan.

\n\n

Artículo 7

\n\n

Prohibiciones del empleo de armas trampa y otros artefactos

\n\n

1. Sin perjuicio de las normas del derecho internacional aplicables\n en los conflictos armados con respecto a la traición y\n la perfidia, queda prohibido, en todas las circunstancias, emplear\n armas trampa y Otros artefactos que estén de algún\n modo vinculados o relacionados con:

\n\n

a) Emblemas, signos o señales protectores reconocidos\n internacionalmente;

\n\n

b) Personas enfermas, heridas o muertas;

\n\n

c) Sepulturas, crematorios o cementerios;

\n\n

d) Instalaciones, equipo, suministros o transportes sanitarios;\n

\n\n

e) Juguetes u otros objetos portátiles o productos\n destinados especialmente a la alimentación, la salud,\n la higiene, el vestido o la educación de los niños;

\n\n

f.) Alimentos o bebidas;

\n\n

g) Utensilios o aparatos de cocina, excepto en establecimientos\n militares, locales militares o almacenes militares;

\n\n

h) Objetos de carácter claramente religioso;

\n\n

i) Monumentos históricos, obras de arte o lugares de\n culto, que constituyen el patrimonio cultural o espiritual de\n los pueblos; y,

\n\n

j) Animales vivos o muertos.

\n\n

2. Queda prohibido el empleo de armas trampa u otros artefactos\n con forma de objetos portátiles aparentemente inofensivos,\n que estén especialmente diseñados y construidos\n para contener material explosivo.

\n\n

3. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 3,\n queda prohibido el empleo de las armas a las que se aplica el\n presente artículo en cualquier ciudad, pueblo, aldea u\n otra zona donde se encuentre una concentración similar\n de civiles, en la que no tengan lugar combates entre las fuerzas\n de tierra o no parezcan inminentes, a menos que:

\n\n

a) Estén ubicadas en un objetivo militar o en su inmediata\n proximidad; y,

\n\n

b) Se tomen medidas para proteger a los civiles de sus efectos,\n por ejemplo, mediante centinelas, señales o actos de advertencia\n o cercas.

\n\n

 

\n\n

Artículo 8

\n\n

Transferencias

\n\n

1. A fin de promover los propósitos del presente Protocolo,\n cada Alta Parte Contratante:

\n\n

a) Se compromete a no transferir ningún tipo de minas\n cuyo uso esté prohibido en virtud del presente Protocolo;

\n\n

b) Se compromete a no transferir minas a ningún receptor\n distinto de un Estado o agencia estatal autorizado para recibir\n tales transferencias;

\n\n

c) Se compromete a ser restrictiva en la transferencia de\n todo tipo de minas cuyo empleo esté restringido por el\n presente Protocolo. En particular, las Altas Partes Contratantes\n se comprometen a no transferir minas antipersonal a los Estados\n que no estén obligados por el presente Protocolo, a menos\n que el Estado receptor convenga en aplicar el presente Protocolo;\n y,

\n\n

d) Se compromete a garantizar que, al realizar cualquier transferencia\n con arreglo al presente artículo, tanto el Estado transferente\n como el Estado receptor lo hagan de plena conformidad con las\n disposiciones pertinentes del presente Protocolo y con las normas\n aplicables del derecho humanitario internacional.

\n\n

2. En caso de que una Alta Parte contratante declare que va\n a aplazar el cumplimiento de algunas disposiciones concretas\n para el empleo de determinadas minas, según se dispone\n en el Anexo Técnico, se seguirá aplicando de todas\n formas a esas minas el apartado a) del párrafo 1 del presente\n artículo.

\n\n

3. Hasta la entrada en vigor del presente Protocolo, todas\n las Altas Partes Contratantes se abstendrán de todo tipo\n de acciones que sean incompatibles con el apartado a) del párrafo\n 1 del presente artículo.

\n\n

Artículo 9

\n\n

Registro y utilización de información sobre\n campos de minas, zonas minadas, minas, armas trampa y otros
\n artefactos

\n\n

1. Toda la información concerniente a campos de minas,\n zonas minadas, minas, armas trampa y otros artefactos se registrará\n de conformidad con las disposiciones del Anexo Técnico.

\n\n

2. Todos los registros mencionados serán conservados\n por las partes en un conflicto, las cuales adoptarán,\n sin demora, tras el cese de las hostilidades activas, todas las\n medidas necesarias y apropiadas, incluida la utilización\n de esa información, para proteger a las personas civiles\n de los efectos de campos de minas, zonas minadas, minas, armas\n trampa y otros artefactos en las zonas bajo su control.

\n\n

Al mismo tiempo, facilitarán también a la otra\n parte o a las otras partes en el conflicto y al Secretario General\n de las Naciones Unidas toda la información que posean\n respecto de los campos de minas, zonas minadas, minas, armas\n trampa y otros artefactos colocados por ellas en las zonas que\n ya no estén bajo su control; no obstante, y a condición\n de que haya reciprocidad, cuando las fuerzas de una parte en\n el conflicto estén en el territorio de una parte contraria,\n cada una de las partes podrá abstenerse de facilitar esa\n información al Secretario General y a la otra parte, en\n la medida en que lo exijan sus intereses de seguridad, hasta\n que ninguna parte se encuentre en el territorio de la otra. En\n este último caso, la información retenida se divulgará\n tan pronto como lo permitan dichos intereses de seguridad. Siempre\n que sea factible, las partes en el conflicto procurarán,\n por mutuo acuerdo, disponer la divulgación de esa información\n lo antes posible y de modo acorde con los intereses de seguridad\n de cada parte.

\n\n

3. El presente artículo se entiende sin perjuicio de\n las disposiciones de los artículos 10 y 12 del presente\n Protocolo.

\n\n

Artículo 10

\n\n

Remoción de campos de minas, zonas minadas, minas,\n armas trampa y otros artefactos y cooperación internacional

\n\n

1. Sin demora alguna tras del cese de las hostilidades activas,\n se deberá limpiar, remover, destruir o mantener de conformidad\n con lo dispuesto en el artículo 3 y en el párrafo\n 2 del artículo 5 del presente Protocolo todos los campos\n de minas, zonas minadas, minas, armas trampa y otros artefactos.\n

\n\n

2. Incumbe a las Altas partes Contratantes y a las partes\n en un conflicto esa responsabilidad respecto de los campos de\n minas, las zonas minadas, las minas, las armas trampa y otros\n artefactos que se encuentren en zonas que estén bajo su\n control.

\n\n

3. Respecto de los campos de minas, zonas minadas, minas,\n armas trampa y otros artefactos colocados por una parte en zonas\n sobre las que ya no ejerza control, esta parte facilitará\n a la parte que ejerza el control, de conformidad con lo dispuesto\n en el párrafo 2 del presente artículo, en la medida\n que esa parte lo permita, la asistencia técnica y material\n que se necesite para cumplir esa responsabilidad.

\n\n

4. Siempre que sea necesario, las partes se esforzarán\n por llegar a un acuerdo entre sí y, cuando proceda, con\n otros Estados y organizaciones internacionales, acerca del suministro\n de asistencia técnica y material, incluida, en las circunstancias\n adecuadas, la organización de las operaciones conjuntas\n que sean necesarias para cumplir esas responsabilidades.

\n\n

 

\n\n

Artículo 11

\n\n

Cooperación y asistencia técnicas

\n\n

1. Cada Alta Parte Contratante se compromete a facilitar el\n intercambio más completo posible de equipo, material e\n información científica y técnica en relación\n con la aplicación del presente Protocolo y los medios\n para la limpieza de minas, y tendrá el derecho a participar\n en ese intercambio. En particular, las Altas partes Contratantes\n no impondrán restricciones indebidas al suministro de\n equipo de limpieza de minas y de la correspondiente información\n técnica con fines humanitarios.

\n\n

2. Cada Alta Parte Contratante se compromete a proporcionar\n información a la base de datos sobre limpieza de minas\n establecida en el Sistema de las Naciones Unidas, en especial\n la información relativa a los diversos medios y tecnologías\n de limpieza de minas, así como listas de expertos, organismos\n de especialistas o centros de contacto nacionales para la limpieza\n de minas.

\n\n

3. Cada Alta Parte Contratante que esté en condiciones\n de hacerlo proporcionará asistencia para la limpieza de\n minas por conducto del Sistema de las Naciones Unidas, de otros\n órganos internacionales o sobre una base bila-teral, o\n contribuirá al Fondo Voluntario de las Naciones Unidas\n para Asistencia a la Limpieza de Minas.

\n\n

4. Las solicitudes de asistencia presentadas por las Altas\n Partes Contratantes, fundamentadas en la información pertinente,\n podrán presentarse a las Naciones Unidas, a otros órganos\n competentes o a otros Estados. Esas solicitudes podrán\n presentarse al Secretario General de las Naciones Unidas, quien\n las transmitirá a todas las Altas Partes Contratantes\n y a las organizaciones internacionales competentes.

\n\n

5. En caso de solicitudes hechas a las Naciones Unidas, el\n Secretario General de las Naciones Unidas, con cargo a los recursos\n de que él disponga, podrá tomar medidas apropiadas\n para evaluar la situación y, en cooperación con\n la Alta Parte Contratante solicitante, determinará el\n suministro apropiado de asistencia para la limpieza de minas\n o la aplicación del Protocolo. El Secretario General de\n las Naciones Unidas podrá asimismo informar a las Altas\n partes Contratantes de esa evaluación y también\n del tipo y alcance de la asistencia solicitada.

\n\n

6. Sin perjuicio de sus disposiciones constitucionales y demás\n disposiciones legales, las Altas Partes Contratantes se comprometen\n a cooperar y a transferir tecnología para facilitar la\n aplicación de las prohibiciones y restricciones pertinentes\n establecidas en el presente Protocolo.

\n\n

7. Cada Alta Parte Contratante tendrá derecho a pedir\n y recibir asistencia técnica, cuando proceda, de otra\n Alta Parte Contratante en relación con la tecnología\n específica pertinente, que no sea tecnología de\n armas, según sea necesario y viable, con miras a reducir\n cualquier período de aplazamiento previsto en las disposiciones\n del Anexo Técnico.

\n\n

Artículo 12

\n\n

Protección contra los efectos de los campos de minas\n zonas minadas, minas, armas trampa y otros artefactos

\n\n

1. Aplicación

\n\n

a) Con la excepción de las fuerzas y misiones que se\n mencionan en el inciso i) del apartado a) del párrafo\n 2 del presente artículo, el presente artículo solamente\n se aplica a las misiones que desempeñen funciones en una\n zona con el consentimiento de la Alta Parte Contratante en cuyo\n territorio se desempeñen esas funciones;

\n\n

b) La aplicación de las disposiciones del presente\n artículo a partes en un conflicto que no sean Altas Partes\n Contratantes no modificará su estatuto jurídico\n o la condición jurídica de un territorio disputado,\n bien sea explícita o implícitamente; y,

\n\n

c) Las disposiciones del presente artículo se aplicarán\n sin perjuicio del derecho internacional humanitario en vigor\n u otros instrumentos internacionales, según proceda, o\n de decisiones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas,\n que dispongan un nivel de protección más elevado\n para el personal que desempeñe sus funciones de conformidad\n con el presente artículo.

\n\n

2. Fuerzas y misiones de mantenimiento de la paz y de otra\n índole

\n\n

a) El presente párrafo se aplica a:

\n\n

i) toda fuerza o misión de las Naciones Unidas que\n desempeñe funciones de mantenimiento de la paz, observación\n u otras funciones análogas en una zona de conformidad\n con la Carta de las Naciones Unidas.

\n\n

ii) toda misión establecida de conformidad con el Capítulo\n VIII de la Carta de las Naciones Unidas y que desempeñe\n sus funciones en la zona de un conflicto; y,

\n\n

b) Cada una de las Altas Partes Contratantes o de las partes\n en un conflicto, si se lo solícita el Jefe de una fuerza\n o misión a la que se aplique el presente párrafo,\n deberá:

\n\n

i) adoptar, dentro de lo posible, las medidas que sean necesarias\n para proteger a la fuerza o misión de los efectos de minas,\n armas trampa y otros artefactos, que se encuentren en la zona\n bajo su control.

\n\n

ii) si es necesario para proteger eficazmente a ese personal,\n remover o hacer inocuas, dentro de lo posible, todas las minas,\n armas trampa y otros artefactos de esa zona.

\n\n

iii) informar al Jefe de la fuerza o misión acerca\n de la ubicación de todos los campos de minas, zonas minadas,\n minas, armas trampa y otros artefactos conocidos en la zona en\n que la fuerza o misión desempeñe sus funciones\n y, en la medida de lo posible, poner a disposición del\n Jefe de la fuerza o misión toda la información\n que esté en poder de esa parte respecto de esos campos\n de minas, zonas minadas, minas, armas trampa y otros artefactos.

\n\n

 

\n\n

3. Misiones humanitarias y de investigación de\n las Naciones Unidas

\n\n

 

\n\n

a) El presente párrafo se aplica a toda misión\n humanitaria o de investigación del Sistema de las Naciones\n Unidas; y,

\n\n

b) Cada Alta Parte Contratante o partes en un conflicto, si\n se lo solicita el Jefe de una misión a la que de aplique\n el presente párrafo, deberá:

\n\n

i) proporcionar al personal de la misión las protecciones\n indicadas en el inciso i) del apanado b) del párrafo 2\n del presente artículo.

\n\n

ii) en caso de que sea necesario acceder a algún lugar\n bajo su control o pasar por el para el desempeño de las\n funciones de la misión y a fin de ofrecer al personal\n de la misión acceso seguro hacia ese lugar o a través\n de el.

\n\n

aa) A menos que lo impidan las hostilidades en curso, informar\n al Jefe de la misión acerca de una ruta segura hacia ese\n lugar, cuando disponga de esa información; o,

\n\n

bb) Cuando no se proporcione información que señale\n una ruta segura de conformidad con el subinciso aa), en la medida\n de lo necesario y factible, abrir un pasillo a través\n de los campos de minas.

\n\n

 

\n\n

4. Misiones del Comité Internacional de la Cruz Roja

\n\n

 

\n\n

a) El presente párrafo se aplica a toda misión\n del Comité Internacional de la Cruz Roja que desempeñe\n funciones con el consentimiento del Estado o los Estados anfitriones\n de conformidad con lo previsto en los Convenios de Ginebra de\n 12 de agosto de 1949, y, en su caso, de sus Protocolos adicionales;\n y,

\n\n

b) Cada una de las Altas partes Contratantes o partes en un\n conflicto, si se lo solícita el Jefe de una misión\n a la que se aplique el presente párrafo, deberá:

\n\n

i) proporcionar al personal de la misión las protecciones\n indicadas en el inciso i) del apanado b) del párrafo 2\n del presente artículo.

\n\n

ii) adoptar las medidas previstas en el inciso u) del apanado\n b) del párrafo 3 del presente artículo.

\n\n

5. Otras misiones humanitarias y misiones de investigación

\n\n

a) En la medida en que no les sean aplicables los párrafos\n 2, 3 y 4 del presente artículo, se aplicará el\n presente párrafo a las siguientes misiones cuando desempeñen\n funciones en la zona de un conflicto o presten asistencia a las\n víctimas del mismo:

\n\n

i) toda misión humanitaria de una sociedad nacional\n de la Cruz Roja o de la Media Luna Roja o de su Federación\n Internacional.

\n\n

ii) toda misión de una organización humanitaria\n imparcial, incluida toda misión humanitaria imparcial\n de limpieza de minas.

\n\n

iii) toda misión de investigación establecida\n de conformidad con las disposiciones de los Convenios de Ginebra\n de 12 de agosto de 1949 y, en su caso, de sus Protocolos adicionales;\n y

\n\n

b) Cada una de las Altas partes Contratantes o partes en un\n conflicto, si se lo solícita el Jefe de una misión\n a la que se aplique el presente párrafo, deberá,\n en la medida de lo posible:

\n\n

i) proporcionar al personal de la misión las protecciones\n indicadas en el inciso i) del apartado b) del párrafo\n 2 del presente artículo.

\n\n

ii) adoptar las medidas previstas en el inciso u) del apanado\n b) del párrafo 3 del presente artículo.

\n\n

6. Confidencialidad

\n\n

Toda la información proporcionada confidencialmente\n de conformidad con lo dispuesto en el presente artículo\n será tratada por quien la reciba de manera estrictamente\n confidencial y no se divulgará fuera de la fuerza o la\n misión del caso sin la autorización expresa de\n quien la hubiera facilitado.

\n\n

7. Respeto de las leyes y reglamentos

\n\n

Sin perjuicio de los privilegios e inmunidades de que pueda\n gozar, o de las exigencias de sus funciones, el personal que\n participe en las fuerzas y misiones a que se refiere el presente\n artículo deberá:

\n\n

a) Respetar las leyes y reglamentos del Estado anfitrión;\n y,

\n\n

b) Abstenerse de toda medida o actividad que sea incompatible\n con el carácter imparcial e internacional de sus funciones.\n

\n\n

Artículo 13

\n\n

Consultas entre las Altas Partes Contratantes

\n\n

1. Las Altas partes Contratantes se comprometen a consultarse\n y a cooperar entre si con respecto a toda cuestión relativa\n a la aplicación del presente Protocolo. A tal efecto,\n se celebrarán anualmente conferencias de las Altas Partes\n Contratantes.

\n\n

2. La participación de las Altas partes Contratantes\n en la conferencia anual vendrá determinada por el reglamento\n en que ellas convengan.

\n\n

3. La labor de la Conferencia comprenderá:

\n\n

a) El examen de la aplicación y condición del\n presente Protocolo;

\n\n

b) Estudio de los asuntos que se planteen a raíz de\n los informes de las Altas partes Contratantes conforme a lo dispuesto\n en el párrafo 4 del presente artículo;

\n\n

c) La preparación de conferencias de revisión;\n y,

\n\n

d) Estudio de los adelantos tecnológicos aplicables\n a la protección de civiles contra los efectos indiscriminados\n de las minas.

\n\n

4. Las Altas partes Contratantes presentarán informes\n anuales al Depositario, el cual los distribuirá entre\n todas las Altas partes Contratantes con antelación a la\n conferencia, acerca de cualquiera de los siguientes asuntos:

\n\n

a) Difusión de información sobre el presente\n Protocolo entre sus Fuerzas Armadas y la población civil;

\n\n

b) Programas de limpieza de minas y de rehabilitación;

\n\n

c) Medidas adoptadas para satisfacer los requisitos técnicos\n del presente Protocolo, y cualquier otra información pertinente\n al respecto;

\n\n

d) Legislación concerniente al presente Protocolo;

\n\n

e) Medidas adoptadas acerca del inte

 

Change password



Loading..