Derecho de Menores: Análisis jurídico de sus codificaciones

Miércoles, 12 de febrero de 2014

Derecho de Menores:

Análisis jurídico de sus codificaciones

 

Autor: Dra. María Augusta Durán Mera.

            Dr. Augusto Durán Ponce.

 

?El menor enlaza el pasado con el presente?

Oswald Spengler

 

CODIGOS DE MENORES.

Este ordenamiento se patentiza en cinco códigos de menores, nutridos e inspirados en la realidad de.

En efecto, Ecuador ha configurado un ordenamiento jurídico especial, buscando adelantarse  a las soluciones de las demandas de la minoridad.

 

I. PRIMER CÓDIGO DE MENORES. La trascendencia de este cuerpo legal puede entenderse comprendiendo los antecedentes de la Revolución Juliana.

1.1. Comisión. El señor doctor Víctor Gabriel Garcés, Ministro de Previsión Social del Gobierno del señor General Alberto Enríquez Gallo, demostrando su preocupación por los menores, expide  el Acuerdo No.123, de 13 de diciembre de 1937, publicado en el Registro Oficial  50, de 23 de diciembre del mismo año, creando una comisión para que redacte el proyecto de Código de Menores y formule las bases para el establecimiento de tribunales de menores.

1.1.1. Integración. La comisión estaba integrada por los señores: doctores Julio Endara; Miguel Ángel Zambrano; y, Emilio Uzcátegui; Fernando Chávez y Enrique Garcés y como Secretario al señor  Polidoro Arellano Montalvo, Inspector de Colonias Infantiles.

Realizados los ajustes correspondientes al proyecto, el General Alberto Enríquez Gallo, Jefe Supremo de  la República,  expide el primer Código de Menores mediante Decreto No.181-A, de 1 de agosto de 1038, publicado en el Registro Oficial No.2, de 2 de los mismos mes y año.

Hay que  señalar que este Código se inspira en  la obligación del Estado de ?garantizar los derechos de los menores desvalidos, huérfanos, material y jurídicamente  abandonados?, según reza el primer considerando del aludido Decreto.

1.2. Clasificación. El Código clasifica a los menores en dos grupos: 1. En cuanto concierne a su condición social, son menores todas las  personas humanas desde su nacimiento hasta los veinte y un años de edad; y, 2. En cuanto sujetos activos del delito, son menores todas las personas que no han cumplido dieciocho años de edad.

1.3. Duda. El artículo 2  del Código precisaba que en caso de duda sobre la edad de una persona a quien se la pueda presumir menor de edad, se la considerará provisionalmente como tal, mientras se compruebe de su edad.

1.4. Protección. Al tenor de la disposición contenida en el artículo 3 del Código, el Estado protegía a todo menor, sin considerar la condición social, económica, ni familiar, especialmente a los ?menores hijos de obreros, policías, cocineras, huérfanos, desvalidos, material y moralmente abandonados?.

1.5. Tribunales de Menores. Se crean los tribunales de menores en las ciudades de Quito y Guayaquil facultado al Consejo Naciones de Menores establecer tribunales en otros lugares que considere oportuno.

1.6. Conformación. Los tribunales de menores estaban conformados  por un Educador, un Abogado y un Médico. El presidente era designado por el Consejo Nacional de Menores.

1.7. Policlínico Infantil. El Código crea el Policlínico Infantil, como organismo consultivo de los tribunales de menores.

1.7.1. Funciones. El Policlínico Infantil tenía las siguientes secciones: a. Medicina general; b. Psicología y Psicotecnia; c. Identificación; d. Vigilancia social; Investigación social, y, e. Servicio de amparo y de educación.

1.8. Resoluciones. El artículo 4º.prescribía que los asuntos relativos a la persona y bienes de un menor se resolverán de conformidad con las disposiciones contenidas en dicho cuerpo legal.

 1.9. Aspectos. Según el artículo 5º., la protección del menor comprende los siguientes aspectos: salud y crecimiento físico, salud y crecimiento moral, educación, intelectual  y manual, amparo del derecho a un hogar  y vigilancia, cualquiera que fueren el lugar y las condiciones en que se halle.

1.10. Períodos. El artículo 6º. contemplaba que la protección de los menores se ejercerá en todos los períodos de su salud evolutiva.

1.11. Hogares de Protección Social. En virtud de lo previsto en el artículo 8º. se crean los Hogares de Protección Social.

1.12. Organismos directivos. La atención a los menores se confió a los siguientes organismos directivos: a. Consejo Nacional de Menores; b. Asistencia Pública; c. Dirección General de Hogares de Protección Infantil; y, d. Tribunales de Menores.

1.13. Reformas  al Código de Menores. El 7 de marzo de 1939, el Congreso Nacional  aprueba un Decreto introduciendo algunas reformas al Código de Menores, las mismas que son publicadas en el Registro Oficial No.84, de 10 de los mismos mes y año.

Entre las reformas se destacan las siguientes: los fallos de los tribunales de menores serán resueltos en última instancia por el Consejo Nacional de Menores; los tribunales de menores funcionarán en todas las capitales de provincia; el presidente del tribunal de menores será designado por el propio organismo y ya no por el Consejo Nacional de Menores; se faculta al tribunal de menores  ?Substanciar y fallar las causas por toda clase de infracciones cometidas por menores, o que aparecieren como cómplices?; los miembros del tribunal de menores son nombrados por el Ministro del ramo y ya no por el Consejo Nacional de Menores; y, se define que la jurisdicción de los tribunales de menores es provincial.

1.14. Reglamento para el funcionamiento de los Tribunales de Menores.

El 23 de mayo de 1939, en virtud del Decreto No.445, publicado en los Registros Oficiales números 155 y 156, de 8 y 9 de junio de 1939 se expide el Reglamento para el Funcionamiento de los Tribunales de Menores.

Este instrumento conceptualiza lo que son menores en estado de peligro  y menores en general, determinando que el juzgamiento de los menores de dieciocho años será secreto, verbal, breve y sumario y sin más formas de juicio.

Sobre las decisiones de los tribunales se dispone que serán adoptadas por mayoría de votos, dejando constancia del voto razonado del miembro que se aparte del criterio de mayoría, firmadas por todos miembros y certificadas por el secretario.

 

II. SEGUNDO CÓDIGO DE MENORES.

2.1. Expedición. Por Decreto No. 721, de 9 de agosto de 1944, publicado en el Registro Oficial No.65, de 18 de los citados mes y año, el señor Doctor José  María Velasco Ibarra  expide  el segundo Código de Menores.

2.2. Organismos. El capítulo II consagra  los siguientes organismos directivos responsable de la protección a los menores:

·         Consejo Nacional de Menores;

·         Dirección General de Hogares de Protección Infantil, Servicios Técnicos y Asistencial; y,

·         Servicio Judicial.

2.3. Reglamento para la Corte y los Tribunales de Menores. Mediante Acuerdo No.330, de 20 de octubre de 1944, publicado en el Registro Oficial No.190, de 19 de enero de 1945, se expide el Reglamento para el funcionamiento de la Corte y Tribunales de Menores de la República, fijando que la Corte tiene jurisdicción en todo el territorio nacional y sus atribuciones.

Hay que relievar que se determinó que la Corte organice en forma sistemática la jurisprudencia  sobre los fallos  o resoluciones subidos en apelación de los tribunales, procurando la formación de una doctrina de protección social de los menores.

Un asunto importante es el relacionado con los organismos y autoridades judiciales del país para que los problemas sometidos a su jurisdicción sobre los intereses morales o materiales de los menores sean resueltos atendiendo al imperativo tutelar de éstos.

Por otro lado se consagró que el planteamiento y resolución de los problemas de menores se los adopte no como litigios, sino como problemas humanos en los cuales el interés moral y biológico de los menores  debe primar sobre toda otra consideración jurídica.

2.4. Principios claves. Este Código de Menores contemplas tres principios claves en la legislación:

a. Interés superior. Se dispone que los organismos  o autoridades judiciales deben dar preferencia al imperativo tutelar de los menores, en todos los problemas sometidos a su consideración.

Ordenar que los organismos o autoridades  judiciales resuelvan los problemas de menores sobre los intereses  morales o materiales de preferencia atendiendo al imperativo tutelar constituye la semilla del principio del interés  superior del menor.

Este principio sembrado y cultivado en nuestra geografía  ha sido incorporado a las diversas legislaciones sobre menores y significa que siempre se buscará lo que más convenga al menor de edad.

b. No litigios. El planteamiento y solución de los problemas de menores serán tratados NO COMO LITIGIOS, sino como lo que realmente son: problemas humanos.

Este principio tuvo vigencia en Ecuador durante más de seis décadas, durante las cuales los tribunales de menores atendieron  con Amor, celeridad y acierto los nobles y delicados asuntos de la minoridad, hasta la expedición del Código de la Niñez y Adolescencia.

c. Cooperación. Gobernantes y gobernados, gremios profesionales y todos los organismos y seres humanos deben participar en forma y real y efectiva en la solución de los problemas de menores.

2.5. Reglamento para la Corte y Tribunales de Menores de la República. El 9 de diciembre de 1947 se expide el Reglamento para la Corte y Tribunales de Menores de la República, documento publicado en el Registro Oficial No.110, de 28 de enero de 1948, derogando el anterior.

Este reglamento concede especial importancia a las Trabajadoras Sociales, otorgándolas amplias atribuciones para que intervengan en cualquier momento o circunstancia en la defensa del menor y cuyo informe tiene ?valor preferentemente sobre las otras pruebas que se presentaren?.

 2.6. Codificación. La Comisión Legislativa codificó este Código el 27 de febrero de 1959 y lo publicó el 20 de octubre de 1960 en el Registro Oficial No.1202.

 

III. TERCER CÓDIGO DE MENORES.

3.1. Expedición. Mediante Ley No.187 CLP, de 30 de junio de 1969, promulgada en el Registro Oficial No.320, de 3 de diciembre de 1969, se expide el tercer Código de Menores.

3.2. Menores. El artículo 2 de este Código preceptúa que son menores ?todos los individuos de la especie humana, desde su nacimiento hasta la edad de veintiún años? y que ?Los menores de dieciocho años no son sujetos activos de delito?.

3.3 Protección. Este Código consagra la protección a la familia, maternidad, infancia, asistencia al menor en la edad preescolar, escolar y adolescencia, protección al menor en el trabajo y la protección moral.

 

3.4 Instituciones civiles. El Título III trata ?De la Instituciones Civiles?, entre las cuales constan las siguientes: reconocimiento, adopción, alimentos, colocación familiar, guarda de menores abandonados, patria potestad y tenencia.

 

3.5 Corte de Menores. Los miembros de la Corte de Menores eran elegidos por el Congreso Nacional, para un período de cuatro años.

 

3.6 Conducta irregular. El artículo 140, letra g) se refiere a ?Los problemas de conducta irregular de menores?.

Este artículo parece que hizo entender a los guaguólogos que nuestra legislación de menores tiene algo que ver con la que ellos denominaron ?doctrina de la situación irregular? y sostenían que los tribunales de menores defendían y actuaban inspirados en la misma. Nada más falso, porque los tribunales de menores se inspiraban y trabajan en el Amor a la minoridad.

Cuando un Estado incumple sus obligaciones con los menores cae en una conducta irregular.

IV. CUARTO CÓDIGO DE MENORES.

4.1.        Expedición. Por Decreto No.421, de 2 de junio de 1976, publicado en el Registro Oficial No.107, de 14 de junio del mismo año, el Consejo Supremo de Gobierno expide el cuarto Código de Menores.

 

4.2.        Contenido. Este Código contiene cuatro libros:

 

 

Libro Primero.- De la Protección de Menores.

Libro Segundo.- De los Derechos y Obligaciones.

Libro Tercero.- Del Procedimiento.

Libro Cuarto.- Orgánico del Servicio Judicial de Menores.

Además, contiene dos Disposiciones Generales, cuatro Disposiciones Transitorias y una Final.

Libro Primero. Comprende cuatro títulos.

El Título I habla de Preceptos Fundamentales.

El Título II trata de los Organismos de Protección: Consejo Nacional de Menores; Servicio Judicial de Menores; y, Dirección de Protección de Menores.

4.3.        Tratamiento. El Código prescribe que los casos de menores serán tratados como problemas humanos y NO LITIGIOS y que en su resolución primará el interés moral, social y biológico sobre cualquier  otra consideración: Art.7.

El Código confería especial importancia al Trabajo Social, que tenía bajo su responsabilidad  los aspectos sociales del Sistema de Protección y Rehabilitación de Menores, asignándole programas específicos en las siguientes áreas: investigación, diagnóstico, programación y ejecución.

Hay que relievar y reconocer la tarea sublime y silenciosa que cumplen las y los Trabajadores Sociales, sin esperar recompensa alguna que no sea la íntima satisfacción de hacer el bien.

4.4.        Hogares Transitorios. El Código crea los hogares transitorios como instituciones de tipo abierto o cerrado  para atender a los menores  que requieren cuidado, como los abandonados, los que tienen problemas económicos y de disgregación familiar, los que practican la mendicidad o la vagancia o son objeto de explotación y los hijos de padres inválidos o internos en hospitales o establecimientos carcelarios.

 

4.5.        Clínicas de Conducta. Las funciones las clínicas de conducta se hallan claramente definidas en los artículos 34 y 35 de este Código.

 

4.6.        Presunción de paternidad. Para efectos de fijar una pensión alimenticia se consagra el principio de presunción de paternidad.

 

4.7.        Prohibición. Según el artículo 64 el, demandado por alimentos no puede ausentarse del país sin autorización del tribunal de menores.

 

4.8.        Procedimiento. El Libro Tercero trata del Procedimiento, tema que no contenían los códigos anteriores ni el Código de la Niñez y Adolescencia.

 

4.9.        Servicio Judicial de Menores. El Libro Cuarto, dice: ?Orgánico del Servicio Judicial de Menores? y se refiere a la jurisdicción a la Corte Nacional de Menores.

 

 

V. QUINTO Y ÚLTIMO CÓDIGO DE MENORES.

5.1.        Expedición. El Plenario de  las Comisiones Legislativas, con fecha 16 de julio de 1992, expide la Ley No.170, publicada en el Registro Oficial No.995, de 7 de agosto de 1992, contentiva del Código de Menores.

 

5.2.        Contenido. El Código contiene cinco títulos: Título I.- Principios rectores; Título II.- Del menor como sujeto de derechos; Título III.- Instituciones de protección de base familiar; IV.- Menores en situación de riesgo; Título V.- Organismos encargados de proteger los derechos del menor.

En la presentación de este Código, suscrita por los señora Josefina de Durán Ballén, Presidenta del INNFA; y, Juan Carlos Cuentas Zabala, representante de UNICEF, se dice: ?la defensa de este Nuevo Código es causa noble de la sociedad y de sus entidades representativas?.

Los ?guaguólogos? consideraron que la redacción y aprobación del Nuevo Código  es otro de los avances encaminados a fortalecer la aplicación de la Convención de los Derechos de los Niños y el Plan de Acción en nuestro país?.

El considerando tercero de esta Ley dice: ?Que el Ecuador ha suscrito y ratificado la Convención sobre los Derechos del Niño, la cual es Ley de la República y, por tanto, lo obliga como Estado parte a adoptar medidas para hacer efectivos los derechos allí reconocidos?

5.3.        Menores. Este Código considera ?menores? a todo ser humano, desde su estado prenatal hasta los dieciocho años de edad.

 

5.4.        Principio. Reitera el principio del interés superior de los menores y que los asuntos de la minoridad  no serán tratados como litigios, sino como problemas humanos, refiriéndose al menor como sujeto de derechos.

 

5.5.        ADN. En virtud de lo previsto en el artículo 90 se incorpora el examen del Ácido  Desoxirribonucleico-ADN-, lo que constituye un avance significativo en esta materia tan trascendental.

 

5.6.        Cortes Distritales. Se crean las cortes distritales de menores, que permitieron atender con eficiencia y celeridad los asuntos de menores.

 

CONCLUSIONES.

1.    Menores son todas las personas que no han cumplido su pleno desarrollo, porque no llegan a la mayoría de edad.

Está claro que durante su existencia los seres humanos nos desarrollamos y aprendemos cada día.

Aquí vale citar el proverbio árabe que dice: ?morirás aprendiendo?.

Luis Mendizábal, al referirse a los menores, dice que es ?Un adjetivo comparativo que matiza una circunstancia que concurre en las primeras etapas evolutivas del desarrollo del ser humano, estableciendo una diferenciación de una parte de la colectividad, que aún no alcanzó el desarrollo de sus facultades físicas y psíquicas, así como el pleno desenvolvimiento de su personalidad?[i].

En consecuencia, la denominación correcta del cuerpo legal que contiene las normas sobre los menores es ?DERECHO DE MENORES?.

 

2.    En 1938, el espíritu jurídico renovador de la normatividad civil extrajo del Derecho Civil las instituciones propias de los menores y creó el Código de Menores, con principios, organismos e instituciones ecuatorianas, para viabilizar y garantizar los derechos de la minoridad, inspirándose en nuestras realidades.

 

3.    Así nace la legislación ecuatoriana de menores, que es  el conjunto de normas jurídicas relacionadas con las personas que no cumplen dieciocho años de edad. 

 

 

4.    El Legislador ecuatoriano siempre ha sido muy cuidadoso en el tratamiento de los asuntos de menores.

 

5.    Antes de la vigencia de ese ?adefesio jurídico? llamado Código de  la Niñez y Adolescencia, los problemas de menores eran conocidos y resueltos como lo que realmente son: problemas sociales y NO LITIGIOS.

 

 

6.    Uno de los argumentos para borrar el nombre de ?menores? de nuestra legislación era ?Que el Código de Menores, dado el 2 de junio de 1976, mantiene una estructura y visión incompatibles con los principios internacionales que trae la Convención sobre los Derechos del Niño?, lo que significaba reconocer que el Código de Menores de 1992 si era compatible con los principios internacionales que informan la aludida Convención.

 

Pero, había que acabar con el Código de Menores y pese al informe de la Comisión de lo Civil y Penal del Congreso, en el sentido de que no se justifica el cambio de nombre del Código de Menores, porque todo cambio o reforma sustancial en Derecho requiere una ?justificación en el medio sobre el cual tratamos se legislar para sustentar la reforma?, se alteró nuestra legislación de menores.

 

7.    Esta misma Comisión reiteró que ?no comparte el criterio de cambiar  la denominación de Legislación de Menores actual?, ?porque utilizar la expresión niño, niña o adolescente, que se encuentra comprendida en el término menores? no se justifica de ninguna manera.

 

8.    Nadie puede negar que, con sus cinco códigos de menores, Ecuador estuvo a la vanguardia en el tratamiento y atención de los problemas de la minoridad, con una legislación y organismos especializados en la búsqueda de la felicidad de los menores.

 

 

9.    Para ser dignos de pertenecer a la humanidad y justificar nuestro paso por el planeta, debemos entregar lo mejor que podamos a la sublime causa de los menores de edad.

 

10. Es preciso que todos entreguemos nuestras mejores energías para construir un mundo más humano, sobre los cimientos del bien, la bondad, la ternura, la justicia, la tolerancia, el respeto, la libertad, la paz y la fraternidad, como homenaje a la vitalidad creadora de los seres humanos.

 



[i] Mendizábal, Luis, Derecho de Menores, pág.12.