ELIMINACIÓN DEL IMPUESTO A LOS PREDIOS AGROPECUARIOS

Martes, 20 de junio de 2017

 

 ELIMINACIÓN DEL IMPUESTO A LOS PREDIOS AGROPECUARIOS

 

Autor. Dr. Wilson Torres Espinosa

 

Durante la última campaña electoral presidencial, todos los candidatos, unos más que otros, mencionaron que buscarían la eliminación de tributos, recurso impositivo con   que el anterior gobierno fue sumamente prolífico, agobiando, obviamente a los sufridos contribuyentes.

Nadie duda que es un mecanismo recurrido por los gobernantes para obtener recursos para satisfacer los requerimientos, cada vez más crecientes de toda la comunidad, pero que recaen, la mayor parte de las veces, en contra del sector menos favorecido de la sociedad, el sector agropecuario.

Por ello el gobernante recientemente posesionado, anunció que designará una Comisión especial para que analice la pertinencia de cada uno de estos gravámenes, para proceder a su eliminación o ratificación. En vista de lo cual la ciudadanía está expectante de que se no se dilate más las medidas para que se concrete este ofrecimiento.

Este asunto de los paquetes impositivos son un baldón en contra de los desposeídos, de los pobres e definitiva y, entre ellos, precisamente están los habitantes del medio rural, concretamente los pequeños y medianos agricultores y ganaderos; que no solo son  afectados por estas excesivas  cargas impositivas, sino también por los altos intereses de los créditos, o por intereses leoninos de los agiotistas,  muchas veces hasta  inoportunos;  por los altos costos de los insumos, por la falta de una comercialización adecuada, y como lo conoce todo el país, por los desastres naturales, especialmente rigurosos  o desastrosos como en el pasado invierno.

En países desarrollados, en Estados Unidos y  Europa precisamente, la agricultura y la ganadería es atendida preferentemente, es reconocido su gran aporte para la  satisfacciones de las más elementales necesidades del ser humano, por contribuir íntegramente a cubrir la demanda, diaria y creciente de su alimentación y por su gran aporte para la obtención de divisas mediante las exportaciones, tan indispensable como en el caso nuestro, por ser un país dolarizado; y por lo tanto es subvencionada o subsidiada oportuna y convenientemente; principalmente porque los costos de producción son superiores, en buena parte de los casos, a los precios de mercado, principalmente de los productos de primera necesidad.

Estas ayudas son de distintas características, resumidas en dos grupos fundamentales: Ayudas directas: por toneladas, superficies, unidades de ganado, etc.) o ayudas indirectas (rebaja o eliminación de impuestos sobre tierras explotadas, productos o inversiones propias para la actividad agropecuaria.

Mecanismos de Subvención.

Para cubrir estas subvenciones se utilizan principalmente tres mecanismos: Intervención (compra de productos cuando están más bajos que los precios de sustentación). Ayudas directas a superficies (ha.) o por unidades de ganado; y auxilios económicos para favorecer el intercambio con terceros países (restauración de exportaciones).

Estas políticas  fiscales sobre subsidios agropecuarios promovidas por el Gobierno y Parlamento de los Estados Unidos, también tiene importantes repercusiones en los países en desarrollo incluyendo el nuestro.

Es preocupante esta situación, por cuanto al fijarse los precios de los productos agrícolas y pecuarios, en esos países desarrollados, estos son más bajos que los precios de esos mismos productos en nuestros países y por lo tanto no es posible exportar los nacionales, corriendo el riesgo, inclusive, que sean importados por ser de mejor calidad y a más bajo coste.

Por eso es incomprensible, que, en este país esencialmente agropecuario, país en el que los insumos para la producción agropecuaria son escasos y muy caros, se requiere de numerosa mano de obra, son afectados constantemente por plagas y enfermedades, la mayor extensión productiva no está cubierta por seguros, créditos con altos intereses, sobre todo por que sufren los impactos de las inundaciones y también en otros casos por la sequía; todavía más se los ajuste, se los acose con contribuciones, que muchas de las veces no las pueden pagar.

Entonces es justo que se revisen estos desaguisados, por no decir otra cosa, de los impuestos a la tierra que utilizan los agricultores y ganaderos, que ya satisfacen tributos a los municipios de la zona, impuesto a la renta y otros.

Ley Reformatoria para la Equidad Tributaria del Ecuador

Estos considerandos llevan a puntualizar todos los justificativos verídicos para que se derogue lo dispuesto en el Art. 173 de la Ley Reformatoria para la Equidad Tributaria del Ecuador, nombre rimbombante, publicado en el tercer R.O. del 29 de diciembre de 2010, con el que se establece el impuesto anual  sobre la propiedad o posesión de inmuebles rurales, estableciendo límites distorsionados de veinticinco hectáreas, por pequeños,  para exonerar dicho impuesto, cuando los cultivos y las ganaderías requieren de mayor extensión para, por lo menos,  cubrir los costos de producción y en pocos casos  obtener  rentas exiguas. 

El sector poblacional agropecuario es en el que persiste hasta la actualidad, hasta ahora el subdesarrollo, la pobreza, la miseria, tienen escases de todo beneficio de la modernidad, en la mayor parte de los casos  sin vías de  acceso a sus áreas productivas, sin energía eléctrica, sin los mínimos requerimientos  de salubridad, en donde hasta se han eliminados las pequeñas escuelas uni docentes (que deberían ser completas), y con suerte los escolares tienen que caminar cinco, diez kilómetros o más para llegar a esos ?elefantes blancos?, llamados escuelas del milenio.

Por estas y otras justificaciones los agricultores y ganaderos están pidiendo al nuevo gobierno que elimine ese oprobioso e improcedente impuesto a las tierras productivas; y, que se exima del pago a los que  no lo han podido cumplir;  asunto que los mantiene sumamente preocupados,  en espera que  el nuevo mandatario cumpla con su ofrecimiento de derogar ese malhadado  tributo.    

Change password



Loading..